siguenos facebook

Tratamiento de la diabetes: La Alimentación

tenedorEl cuerpo humano digiere los alimentos y los convierte en glucosa que es la principal fuente de energía para el organismo. La sangre transporta la glucosa a todas las células del cuerpo para convertirse en el “combustible” y obtener la energía que el cuerpo necesita para funcionar bien. Los niveles de glucosa en sangre siempre deben estar en equilibrio para asegurar que todas las células de nuestro cuerpo funcionan bien.

Para que esa glucosa que se obtiene de los alimentos entre en las células y se pueda utilizar para todas las funciones del cuerpo humano, es necesaria la insulina, hormona producida en el páncreas que sirve para poder emplear correctamente los alimentos.

 

Alimentación en personas con Diabetes

La alimentación es uno de los factores clave en el tratamiento de las personas con diabetes,  ya que los nutrientes que  se consumen son absorbidos en el intestino y pasan a la sangre, donde serán distribuidos hacia  los órganos que los requieran, bien sea para aportar energía o para construcción y recambio celular. Como ya se ha comentado, para llevar a cabo esta distribución y aprovechamiento de nutrientes el organismo produce varias hormonas y una de las principales es la insulina, que interviene en el metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas, fundamentalmente de los primeros.

El páncreas de la persona con diabetes no es capaz de producir suficiente insulina, o la insulina que produce no actúa en forma adecuada, de manera que no puede distribuir ni utilizar los nutrientes como debe ser. El principal nutriente afectado es la glucosa por lo cual ésta aumenta en la sangre a niveles superiores a los niveles normales (70 -110 mg/dl). La finalidad de seguir un plan de alimentación en la persona con diabetes es suministrarle la cantidad de energía, proteínas, carbohidratos y grasas que su organismo pueda necesitar y utilizarlos adecuadamente, sin que esa alimentación produzca desmesuradas elevaciones de la glucemia, coordinando además esa ingesta con el resto del tratamiento médico (sea insulina o fármacos orales) y con el ejercicio físico.

Plan de alimentación para la persona con diabetes

Todos los alimentos que consumimos se convierten en glucosa en nuestro cuerpo para poder utilizarlos como “combustible”, y obtener la energía que las células necesitan y utilizan para funcionar.

Los alimentos que contienen carbohidratos son los que inciden principal y directamente sobre los niveles de glucosa en sangre. Estos alimentos con carbohidratos usualmente también se conocen como “azúcares”.

piramideEs importante aclarar que al contrario de lo que se ha pensado durante años, no sólo el azúcar sube la glucosa, sino todos los alimentos que contienen diferentes tipos de carbohidratos. La persona con diabetes debe controlar y prestar cuidado a los diferentes grupos de alimentos que contienen carbohidratos, ya que son los que más elevan las cifras de glucosa. Estos grupos de alimentos son:

  1. Azúcares: azúcar de mesa, miel, mermelada, etc.
  2. Cereales y derivados del maíz, trigo, arroz, etc.
  3. Tubérculos: patata, boniato, etc.
  4. Leguminosas: lenteja, garbanzo, alubia, grano de haba y guisante.
  5. Leche: leche, yogur, queso, etc
  6. Frutas: pera, manzana, naranja, etc.
  7. Verduras: brócoli, espinacas, calabacitas, zanahorias, etc. Las verduras contienen carbohidratos en muy pequeña cantidad, por esto se pueden comer en mucha mayor cantidad, sin que afecten tanto la glucemia.

El plan de alimentación en la diabetes es una guía que debe establecer cuánto y qué tipos de alimentos se pueden elegir para comer. Un buen plan de alimentación debe ser individualizado.

Las personas con diabetes deben tener un cuidado especial para asegurar que los alimentos incluidos en su alimentación están en equilibrio con la insulina o las pastillas que se utilizan en el tratamiento de la diabetes personal, y con la actividad física; y que así la alimentación contribuya a mejorar los niveles de glucosa en sangre. Esto puede parecer complicado, pero el médico, educador en diabetes y/o enfermer@ debe ayudar al diabético a establecer un plan de alimentación que sea el mejor para cada uno.

Una alimentación saludable es la forma de comer que permite mantiene una adecuada nutrición, sin producir elevaciones bruscas ni intensas de la glucemia y reduce el riesgo de complicaciones de la diabetes. No existe un alimento perfecto que incluya todos los nutrientes, por lo que, de forma general, se puede decir que el plan de alimentación para la persona con diabetes debe cumplir las siguientes “reglas de oro”:

  • Es preciso comer gran variedad de alimentos, pero no gran cantidad.
  • Ingerir las calorías necesarias para mantener un peso estable.
  • Debe evitarse el exceso de grasas de origen animal.
  • Tomar aceite con moderación, preferiblemente de oliva.
  • Comer suficientes, pero no demasiados, alimentos que contengan harinas o féculas y fibra (pan, pasta, legumbres, hortalizas, frutas, ensaladas).
  • Limitar el consumo de azúcares (azúcar, miel, pastelería).

Así mismo se deberán tener en cuenta algunas recomendaciones prácticas, como son:

  • NO consumir alimentos con Hidratos de Carbono “Simples”, (dulces).
  • Tomar diariamente hortalizas, verduras y fruta.
  • Comer legumbres, pasta o arroz, en la cantidad adecuada.
  • El pan podrá ser blanco o integral.
  • Distribuir la comida de todo el día en 5 – 6 ingestas.
  • Consumir preferiblemente lácteos desnatados.
  • Es muy importante prestar una atención especial a la preparación culinaria.
  • Para la preparación de los alimentos, se podrán utilizar libremente especias y condimentos. No tienen incidencia sobre los niveles de glucosa.
  • Se pueden tomar, en la cantidad deseada, caldos y consomés desgrasados.

Finalmente, algunos consejos para cocinar y para la preparación de los alimentos:

  • Retirar la grasa visible de la carne y la piel de pollo antes de cocinarlos.
  • Evitar fritos, rebozados, conservas en aceite, salsas, harinas.
  • Cocinar a la plancha, horno, brasa, microondas, vapor o hervido y “papillote”.
  • Aumentar y potenciar el uso de verduras como guarnición.
  • Condimentar con especias, hierbas aromáticas, ajo.
  • Limitar a tres el consumo de huevos a la semana.
  • Los encurtidos (pepinillos…) pueden ser una buena fuente de “picoteo”, guarnición o decoración.
Asociate

Próximas Actividades

Calendario actividades

Diciembre 2017
L M X J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31