siguenos facebook

LA CETOACIDOSIS DIABÉTICA

RECORTES¿Qué es la Cetoacidosis Diabética?

Si una persona con diabetes tiene niveles de azúcar en la sangre demasiado elevados (> 300 mg/dl), y no se adoptan las medidas para solucionar esta situación  y controlarla adecuadamente, puede dar lugar a otra situación que puede resultar peligrosa, llamada “cetoacidosis diabética”.

En situaciones normales, las células utilizan la glucosa para obtener la energía que necesitan, lo que a su vez hace que el nivel de glucosa en sangre se mantenga dentro de los valores normales, todo este proceso es posible gracias a que la insulina permite que la glucosa pueda entrar en las células y “quemarse”.

Cuando el organismo no cuenta con suficiente insulina para que la glucosa entre a las células, y estas no pueden utilizar el azúcar para cubrir sus necesidades energéticas, entonces las células comienzan a obtener energía  utilizando las grasas almacenadas en el organismo. Durante este proceso se producen unos ácidos llamados cetonas o cuerpos cetónicos. Cuando la cantidad de cuerpos cetónicos se va acumulando y su concentración se va elevando en la sangre, se corre el riesgo de que se produzca una cetoacidosis, con incremento de la acidez del plasma sanguíneo.

La situación de cetoacidosis generalmente se produce en personas con diabetes tipo 1, aunque no exclusivamente, siendo también posible su aparición en diabéticos tipo 2, generalmente secundaria a una infección..

Si la cetoacidosis no es tratada adecuadamente, la persona puede caer en un “coma diabético” que requerirá hospitalización. La atención  y actuación apropiada ante los signos de alerta pueden evitar un gran problema.

¿Qué puede causar la presencia de cetonas?

Los cuerpos cetónicos generalmente aparecen cuando los niveles de glucemia han estado demasiado elevados durante un tiempo, lo que sucede con mayor frecuencia cuando el diabético abandona su tratamiento, o cuando la persona con diabetes está enferma (gripe, fiebre, infección, diarrea, vómitos,…),  o bajo mucho stress.

Sin embargo, es preciso recordar que la acetona se produce porque las células no pueden utilizar la glucosa como fuente de energía (generalmente por falta de insulina), y en su lugar deben utilizar las grasas. Por lo tanto, en situaciones en las que hay poca glucosa en el organismo (hipoglucemias) también puede haber presencia de cuerpos cetónicos, especialmente si los niveles bajos de glucosa se mantienen o se repiten con mucha frecuencia. Está situación, sin embargo difícilmente causa cetoacidosis, ya que al solucionar la hipoglucemia, las células dispondrán nuevamente de glucosa para obtener la energía que necesitan

    DEPRESION

Entre los factores que desencadenan o predisponen a la cetoacidosis diabética el más frecuente es la infección, que puede afectar del 30 al 40% de los casos de cetoacidosis diabética. Los problemas más frecuentes son la neumonía, las infecciones del tracto urinario y la sepsis (infección generalizada).


En general, la cetoacidosis diabética está presente en un 20-25% de los diabéticos recientemente diagnosticados; aunque es verdad que muchos de los casos tienen lugar en diabéticos que ya están siendo tratados, debido a la ignorancia del paciente y a la falta de comunicación con el médico.

La omisión de la inyección de insulina constituye el factor desencadenante al menos en el 15-20% de los casos de cetoacidosis diabética. Otro 20% de episodios de cetoacidosis se produce en mujeres jóvenes con trastornos psicológicos de la alimentación. Entre los pacientes más jóvenes, una actitud rebelde frente a los padres, con un desajuste del tratamiento insulínico, puede ser también un importante factor desencadenante.

Aunque algunos estudios no han podido relacionar el estrés como factor desencadenante de la cetoacidosis diabética, también es verdad que los modelos de estrés empleados n

o siempre se ajustan al estrés que pueden experimentar las personas diabéticas. Además, tales estudios se llevaron a cabo en pacientes bien controlados. La mayor incidencia de episodios de cetoacidosis diabética durante la menstruación puede reflejar una cierta relación con el estrés “físico”; pero esa relación sería similar con el estrés “psíquico”.

La cetoacidosis diabética se produce por una deficiencia absoluta o relativa de insulina. En particular, la secreción excesiva de catecolaminas que tiene lugar cuando hay alguna enfermedad concurrente, o durante las situaciones de estrés puede reducir, e incluso suprimir, la acción de la insulina y ocasionar la aparición de cetoacidosis.

En resumen, se puede decir que la cetoacidosis diabética se produce por:
P  Déficit absoluto de insulina:
    Inicio de la diabetes tipo 1
   No administrar la insulina en un diabético tipo 1 o tipo 2 que precisa tratamiento insulínico.

P  Déficit relativo de 

insulina:
    Menor dosificación de insulina de la necesaria.
    Situaciones de estrés:
§  Infecciones.
§  Traumatismos graves
§  Cirugía
§  Estrés emocional
    Deshidratación
§  Falta de ingesta adecuada de líquidos
§  Vómitos
§  Diarreas.
    Ayuno prolongado
    Toma de fármacos hiperglucemiantes.

Síntomas de Cetoa

cidosis

Generalmente, la cetoacidosis es una situación de aparición progresiva, que evoluciona y se produce al cabo de algunos días, en los que se observa un paulatino empeoramiento; sin embargo en algunos casos puede desarrollarse con mayor rapidez, especialmente si la persona está enferma, con fiebre, nauseas, vómitos o infección. En el caso en que se presenten vómitos está condición puede evolucionar y desarrollarse en pocas horas.

MALESTAR

Los primeros síntomas de cetoacidosis pueden ser:

  • Exceso de sed y sequedad de boca
  • Orina frecuente y en abundante cantidad.
  • Elevados niveles de azúcar en la sangre (Hiperglucemia).
  • Presencia de cuerpos cetónicos en la orina.
  •  

    Si no se trata esta situación, pueden presentarse otros síntomas, como son:

    • Sensación de cansancio, sueño, debilidad.
    • Falta de concentración, confusión.
    • Piel Seca.
    • Dificultad para respirar (respiración acelerada y profunda).
    • Aliento con olor a fruta (manzana).
    • Nauseas y vómitos.
    • Niveles muy elevados de azúcar en la sangre.
    • Elevados niveles de acetona en la orina.
    Asociate

    Próximas Actividades

    Sin eventos

    Calendario actividades

    Octubre 2017
    L M X J V S D
    25 26 27 28 29 30 1
    2 3 4 5 6 7 8
    9 10 11 12 13 14 15
    16 17 18 19 20 21 22
    23 24 25 26 27 28 29
    30 31 1 2 3 4 5