siguenos facebook

Mi hijo tiene diabetes

mi hijo tiene diabetesCuando mi hijo ingresó en la unidad de diabetes, lo hizo de forma tranquila, ya que debutó a través de pruebas de laboratorio. No comprendía muy bien por qué estaba allí, veía a otros niños que estaban “malitos” y, preocupado, hacía lo posible para animarlos. Quería jugar con ellos y, a la vez, estaba un poco impresionado.

Me sentí muy arropada por el equipo de diabetes, pero estaba como “noqueada”, no lograba asimilar, a pesar de que estaba preparada para ello, ni lo que leía en el sencillo libro que nos facilitaron, ni lo que nos explicaba la educadora con toda su paciencia. Me servía de apoyo moral, pero mi rechazo interno era tan grande que no me enteraba bien de lo que tenía que hacer.

 

 

Sentí miedo cuando nos mandaron para casa. A los pocos días llamé a la planta por la noche porque tenía 200 de glucemia y me contestaron: ¿y qué?. Por primera vez me dí cuenta de lo que se trataba. A partir de ahí, un aprendizaje continuado sobre la marcha, con sentimiento de culpa cada vez que no éramos capaces de mantener las cifras dentro de los límites. Con el tiempo, te das cuenta de que eso no es posible por mucho empeño que pongas (son tantos los factores que influyen…) y llega la tranquilidad de la experiencia, de quitarle importancia a muchas cosas y de asumirlo como algo de cada día que intentas mantener dentro de un orden, como tantas otras cosas.

que es diabetes

He de dar gracias al equipo porque han estado ahí cada vez que lo he necesitado, y a la Asociación que me han ayudado a no sentirme sola (como esos amigos a los que, aunque no veas habitualmente, sabes que están ahí). También a otras madres que me escuchaban, compartían mi angustia y mis miedos y me dedicaban su tiempo al otro lado del teléfono a pesar de que en algún caso, ni nos conocíamos personalmente, pero desde donde se establecía una corriente de simpatía, encuentro y complicidad mutuas, solamente posible entre dos personas que se comprenden a pesar de las palabras.

Mi hijo también ha aprendido sobre la marcha, como todos, y ha sido un aprendizaje a veces duro, pero que como todas las cosas difíciles, le ha servido para crecer, para mayor autocontrol, para ser más responsable y para ponerse en el lugar de otras personas con problemas diferentes. Todas las cosas tienen su parte positiva. Cuando él me pregunta, sabe mi respuesta: un niño enfermo es el que no puede ir al colegio ni jugar. Tú estás sano y puedes salir, aprender, divertirte, pero tienes que cuidarte y seguir una serie de hábitos para seguir sano….¡como todos¡,….que tienes que pincharte?,…bueno, otros tienen que hacer otras cosas que no les gustan. Lo hace en cualquier lado, porque para él es una cosa normal, y se agranda mucho cuando sus compañeros le dicen que es muy valiente, y me mira, y yo sonrío, porque lo es, y me ayuda a serlo a mí.

[custom_author=gloriamoreno]

Asociate

Calendario actividades

Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3