siguenos facebook

Una lesión en el pie de una persona con diabetes es una urgencia

El pie diabético es una complicación muy frecuente. De cada diez amputaciones que ocurren en una persona adulta, siete son a causa de la diabetes. De todas estas amputaciones ocurridas, las lesiones no aparecieron de pronto, sino que generalmente están precedidas por ulceras o heridas pequeñas que pudieron haber sido causadas por el uso de un calzado no adecuado o de un tropezón que dejó una herida y que luego derivó a un cuadro infeccioso que posteriormente terminó en una amputación. 

El 85% de las amputaciones son prevenibles, a través de una educación donde se aprenda cuáles son las medidas básicas de higiene y de cuidados de los pies. Algunos de ellos son: Revisar los calzados y los pies a diario ya que existen casos de personas que durante su andar se les había incrustado cuerpos extraños en los pies, tales como: piedras, clavos y tachuelas que no lo sintieron, debido a la perdida de la sensibilidad. Así mismo la persona debe mantener un buen nivel del azúcar, siguiendo un tratamiento adecuado.

Cuando las personas pierden la sensibilidad expresan que no sienten sus pies, que están ausentes. En otros casos, caminan y luego notan que en algún momento de su caminata perdieron uno de sus calzados sin haberse dado cuenta de ello. Se lastiman sin sufrir dolor, o al acercar algún agente que los puede dañar como el calor o frio extremo, no tienen ninguna sensibilidad a estas temperaturas. Otra de las señales directas de que existe lesión, es la callosidad en los pies, la piel excesivamente gruesa, un cambio en la coloración de los mismos, las deformidades (el hecho de que los dedos se encojan) significa que hay un cambio en las articulaciones de esos pies, que los lleva a ser más susceptibles a lesiones por calzados comunes.

La sensibilidad perdida en los pies por una persona diabética puede ser recuperable, si esta recibe un tratamiento oportuno, temprano y sobre todo manteniendo un buen nivel de azúcar en la sangre.

Las personas con diabetes de avanzada edad o con una perdida alta de la visibilidad o problemas de columna, necesitan que un familiar los ayude a revisar sus pies diariamente o revisar sus calzados; así como es muy importante, para todas las personas con diabetes, la revisión periódica (al menos cada 4 – 6 meses) por un podólogo.
Asociate

Calendario actividades

Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3