siguenos facebook

mentiras más comunes que cuentan los pacientes con diabetes

Las mentiras son recursos que se usan para hacer creer a otra persona que lo que se está diciendo es verdad

Aunque se considera por muchos un acto inmoral que a la larga trae consecuencias, generalmente negativas, se acude a ellas para ocultar conductas inadecuadas para la salud; es decir, es muy frecuente que se le mienta al Médico.

El paciente es quien más recurre a la mentira, debido al temor que genera la aparente autoridad del especialista, mismo que previamente les señaló una serie de pasos para mejorar su estado físico.

Generalmente, cada vez que acuden a consulta, los pacientes siempre quieren salir "bien librados" de su diagnóstico, sobre todo si se va a un control de peso, Índice de Masa Corporal o control de la diabetes, es decir, donde las indicaciones fueron cambiar hábitos alimenticios y realizar ejercicio.


1. "Desde que inicié mi tratamiento como sano"


Esta es la mentira más usada en el consultorio médico, la cual puede llevar a una relación poco sana entre comida y paciente, ya que primero se engaña a sí mismo al no tener conciencia de lo mal que come; lo cual llevará a darle falsas afirmaciones al Médico.

Consecuencia: En estos casos se transforma en un círculo vicioso, ya que le es imposible bajar de peso y el médico no comprende por qué razón el tratamiento no está mostrando resultados positivos; cuando la verdadera causa es que no se han seguido las indicaciones al pie de la letra.


2. "Siempre me tomo mis medicamentos"


Esta mentira suele ser dicha por aquellos pacientes que necesitan los medicamentos de por vida, es decir, los que padecen enfermedades crónicas, principalmente Diabetes, ya que implica no sólo medicamentos orales, sino también solución inyectada.

Consecuencia: Si no lo realizas así, tus niveles de glucosa nunca estarán controlados.


3. "Me mido mi glucosa día con día"


Cuando esto no es verdad, ni el médico ni el paciente sabrán cuáles son las cosas que provocan bajas o altas en los niveles de glucosa.

Consecuencia: El tratamiento no será el más óptimo y no habrá un buen control.


4. "Ya no fumo"


Precisamente este hábito es el que cuesta más trabajo abandonar, ya que la nicotina produce efectos de placer y relajación.

Consecuencias: Fumar puede elevar el riesgo de complicaciones en personas con Diabetes, como hipertensión, retinopatía, así como problemas en las arterias y la circulación.


5. "Todos los días me levanto a hacer ejercicio"


Mentira cotidiana, principalmente en adoptar hábitos, mismos que se comienzan a adquirir cuando se es adulto, por ello cuestan trabajo, sobre todo cuando implican un impulso extra.

Consecuencias: No es suficiente con una buena alimentación, para que la insulina trabaje adecuadamente, es necesario poner nuestro cuerpo en movimiento.


Acaba con las mentiras


Estas son algunas mentiras que se suelen decir durante una consulta médica, quizá algunas te sonaron más que otras, pero al final la mayoría recurrimos a ellas para ocultar la falta de compromiso.

Es necesario recordar que parte de un tratamiento exitoso es consecuencia de una buena relación y comunicación con nuestro médico, a quien siempre se le debe hablar con honestidad.
Asociate

Calendario actividades

Febrero 2018
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 1 2 3 4