siguenos facebook

Borja Mayoral y Nacho han colaborado en la campaña de concienciación durante el Día de la Diabetes para apoyar en la investigación de esta enfermedad que afecta a millones de personas. Los dos madridistas han estado presentes en el Hospital Público Puerta de Hierro de Majadahonda con la Fundación Real Madrid. Esta entidad dedica su programa infantil de baloncesto a menores con diabetes de tipo 1″. La periodista Raquel de la Rosa detalla con estas palabras la jornada que los dos jugadores madridistas han pasado en Majadahonda para concienciar sobre la necesidad de financiar la investigación de esta enfermedad. Una participación que no es casual ya que ambos jugadores padecen diabetes. “Lo llevo bien y me cuido mucho. Si siendo futbolista tienes que cuidarte, al ser diabético lo haces tres veces más”, relataba Nacho en el momento en el que hizo pública su enfermedad. Una cuestión que incluso sus compañeros de vestuario “desconocían” ya que no es una “enfermedad que se aprecie a nivel visual”.  

“El problema que tenemos los diabéticos es que no segregamos insulina y tenemos que pincharnos con una especie de boli. Tengo que pincharme a la hora de la comida. Cuando haces deporte, tienes que prestar atención a que los niveles de azúcar no bajen mucho, es por eso que me controlan los médicos. Hace varios años que lo hago, así que estoy acostumbrado. Con el deporte, esta enfermedad se lleva mucho mejor. Es fácil ser diabético si estás bien vigilado”, recalcaba el futbolista. De esta forma, ambos han querido demostrar durante su visita al Hospital Público Puerta de Hierro de Majadahonda durante el Día de la Diabetes que se puede llevar una vida normal y dejar claro un mensaje: “¡Que la diabetes no te pare!”.

La Asociación de Diabéticos de Zaragoza (Adezaragoza) y la Fundación para la Diabetes, miembros de Somos Pacientes, organizarán el domingo 26 de noviembre en Zaragozala segunda edición de su carrera y caminata popular ‘¡Actívate por la Diabetes, Zaragoza!’ para concienciar sobre la importancia del ejercicio físico en la prevención y el control de la diabetes.

Como explica Adezaragoza, “los objetivos de esta segunda carrera no competitiva son dar visibilidad a la diabetes, concienciar a toda la población en general de los beneficios del deporte, y poner de manifiesto que la diabetes no debe ser una limitación para la práctica del ejercicio físico”.

Inscripciones hasta el miércoles

La prueba, que se disputa
rá en el Parque del Agua de la capital zaragozana y será apadrinada por los atletas María José Poves y Toni Abadía, contemplará el desarrollo de una carrera sobre una distancia de 5 kilómetros –con salida a las 10:30 horas–, de una caminata de 2,5 kilómetros –con salida a las 10:40 horas– y de distintas carreras infantiles –sobre distancias entre los 100 y los 1.500 metros a partir de las 11:30 horas y concluidas las cuales se celebrará un sorteo de regalos.

Como destaca Adezaragoza, “además de las pruebas deportivas, disfrutaremos de actividades lúdicas y animación durante toda la mañana”.

El precio de la inscripción en la prueba, en el que se incluye una camiseta conmemorativa, se ha establecido en solo 2 euros para los menores de 14 años y en 8 euros para el resto de participantes. Para inscribirte en la prueba, puede hacerlo en www.activateporladiabetes.org -el plazo finaliza el próximo lunes, 22 de noviembre.

Asimismo, los organizadores han habilitado un ‘dorsal 0’ para todas aquellas personas que, no pudiendo participar en la prueba, quieran colaborar con un donativo de 8 euros a esta causa solidaria. Para colaborar a través del ‘dorsal 0’clica aquí.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica englobada en las denominadas ‘patologías autoinmunes’, en las que el sistema inmunitario ataca por error al propio organismo –en este caso concreto, a las células beta de los islotes pancreáticos, responsables de la producción de insulina–. En consecuencia, y dado que esta insulina es la hormona responsable de que las células capten la glucosa de la sangre para producir energía, el torrente sanguíneo acaba portando un exceso de glucosa, lo que acaba provocando daños en múltiples órganos del cuerpo. Pero, ¿por qué el sistema inmune se vuelve contra el propio paciente? Pues cuando menos en el caso de la diabetes tipo 1, y según un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Infantil de Boston (EE.UU.), por un defecto en la producción por las células madre hematopoyéticas de una proteína, la PD-L1, encargada de suprimir los ataques autoinmunes. En consecuencia, y como muestran los resultados, la terapia con células manipuladas para corregir este defecto puede revertir la diabetes tipo 1. Cuando menos en modelos animales –ratones.

Como explica Paolo Fiorina, director de esta investigación publicada en la revista «Science Translational Medicine», «en nuestro trabajo hemos observado que tiene lugar una remodelación real del sistema inmunológico con la inoculación de estas células manipuladas».

Carencia productiva

A día de hoy se han desarrollado numerosos estudios para evaluar distintas inmunoterapias para la diabetes tipo 1. Unos tratamientos que han tenido por objeto detener la destrucción por el sistema inmune de las células productoras de insulina. Sin demasiado éxito, quizás porque no se han diseñado para ‘atajar’ específicamente esta enfermedad. Por ejemplo, el trasplante autólogo de médula ósea, en el que el afectado recibe la inoculación de sus propias células madre hematopoyéticas –tipo de células madre capaces de convertirse en cualquier célula sanguínea, caso de un glóbulo rojo, un glóbulo blanco o una plaqueta– con objeto de potenciar su sistema inmune, ha demostrado ser eficaz, pero solo en un limitado número de pacientes.

Como indica Paolo Fiorina, «las células madre hematopoyéticas tienen capacidades inmunorregulatorias, pero parece que en estas capacidades se encuentran deterioradas en los ratones y humanos con diabetes. De hecho, hemos descubierto que, en caso de padecer diabetes, las células madre de la sangre son defectuosas, por lo que promueven la inflamación y, muy probablemente, desencadenan la enfermedad».

En primer lugar, el nuevo estudio ha revelado que las células madre hematopoyéticas tanto de los ratones como de los humanos con diabetes tienen un defecto genético que provoca que sean incapaces de producir niveles normales de proteína PD-L1. Un defecto de producción que resulta patente ya desde las primeras fases de la enfermedad y que es ciertamente muy importante dado que esta PD-L1 tiene un efecto antiinflamatorio muy potente en la diabetes tipo 1.




Concretamente, esta PD-L1 –o ‘ligando 1 de muerte programada’– es una molécula que actúa como ‘punto de control’ –o ‘checkpoint’– inmunológico. Para ello, lo que hace es unirse a un receptor denominado ‘proteína de muerte celular programada 1’ (PD-1) que se encuentra en la superficie de los linfocitos T inflamatorios que se encuentran activados para causar una reacción autoinmune. El resultado es que, como consecuencia de esta unión entre PD-L1 y PD-1, estos linfocitos T se ‘suicidan’, con lo que el ataque autoinmune se disipa. Pero si no hay PD-L1, la destrucción seguirá su curso.

Defecto corregido

Entonces, ¿qué se puede hacer? Pues en teoría, corregir este defecto en la producción de PD-L1. Tal es así que los autores han extraído las células madre hematopoyéticas de un modelo animal –ratones–, las han manipulado para que porten un gen no defectuoso de PD-L1, y las han vuelto a inocular en sus propietarios –utilizando para ello un virus inocuo como vector.

Los resultados mostraron que, una vez inoculadas, las células madre manipuladas se asentaron en los islotes beta del páncreas, donde contrarrestaron el déficit de PD-L1. En consecuencia, prácticamente todos los ratones fueron curados de la diabetes tipo 1 en un plazo muy corto de tiempo. Y este remedio, ¿es permanente? Pues en muchos casos, sí. De hecho, un tercio de los animales tratados mantuvo unos niveles normales de glucosa en sangre durante el resto de sus vidas.

Es más; dado que las células utilizadas provenían de cada uno de los animales, el procedimiento resulta muy seguro. Como apunta Paolo Fiorina, «dado que se utilizan las células del propio paciente, la belleza de nuestro enfoque es la ausencia virtual de cualquier efecto adverso».

En definitiva, concluye Ben Nasr, co-autor de la investigación, «creemos que la corrección de esta deficiencia de PD-L1 se presenta como una herramienta terapéutica novedosa para la diabetes tipo 1».

Este martes se celebra el Día Mundial de la Diabetes, que se instauró en 1991 con el objetivo de concienciar a la sociedad. 



Cada año crece el número de personas que tienen diabetes en Aragón, una tendencia que, según han asegurado en varias ocasiones los expertos, no se va a detener. De hecho, la Asociación de Diabéticos de Zaragoza cuantifica en más de 120.000 las personas que sufren esta enfermedad en la Comunidad y prevén que en 2030, es decir, dentro de 13 años, esta cifra pueda superar los 220.000. Esto supondrá el 17% de la población de Aragón. Sin embargo, su prevalencia no es igual en todo el territorio y, tal y como detallan los datos facilitados por el proyecto Atlas de Variaciones en la Práctica Médica en el Sistema Nacional de Salud, hay barrios en los que se registra un mayor volumen de enfermos.

Este proyecto ofrece información actualizada del porcentaje de pacientes diabéticos atendidos en los centros de salud aragoneses. De este modo, se puede comprobar cuáles son los ambulatorios o consultorios que atienden a más personas diabéticas y, por lo tanto, en qué barrios hay una mayor prevalencia de esta enfermedad crónica.EnZaragoza, la zona de Puerta del Carmen es la que registra un mayor porcentaje de personas de más de 40 años con diabetes. En concreto, esta cifra alcanza el 14,24% del total de atendidos en 2016. Por detrás se encuentran otros lugares como la zona oeste del Actur (13,31%), Miralbueno-Garrapinillos (12,91%), Valdefierro (12,81%), Zalfonada (12,8%) y la avenida de Cataluña (12,53%).

En el lado opuesto se sitúan algunos centros de salud de Las Fuentes y San José. En concreto, Las Fuentes Norte es el ambulatorio en que se atiende a un menor porcentaje de personas con diabetes, solo un 7,79%. Por el contrario, en Torreramona (que pertenece al mismo barrio), los diabéticos suponen hasta el 11,72% de los atendidos. “Las diferencias se deben a dos cuestiones fundamentales: la edad media de los residentes y su nivel socioeconómico”, destaca José Antonio Sanz, asesor médico de la Asociación de Diabéticos de Zaragoza. En los barrios con más población envejecida se registran más casos de diabetes. “El nivel socio-económico es importante puesto que afecta a la alimentación que se pueden permitir las familias”, recalca.

A todo ello, habrá que sumarle el deporte que realizan los residentes y el tipo de empleo que tienen (si este es más sedentario o con un mayor movimiento). “Todo ello influye en que las personas tengan un mayor o menor riesgo de sufrir diabetes”, recuerda. De hecho, otras de las zonas con menos población diabética son: San José Norte (7,96%), Fernando el Católico (8,21%), Oliver (8,48%) y Hernán Cortés con Parque Roma (8,9%).

En Huesca también existen algunas diferencias entre los principales centros sanitarios. Según este informe, en el barrio del Perpetuo Socorro, solo el 7,1% de los atendidos sufren diabetes; mientras que en ambulatorio del Santo Grial, esta cifra asciende al 9,87%. En las zonas del centro Pirineos (12,69%) y en Huesca rural (12,75%) se alcanzan los máximos registrados en la capital oscense. Por su parte, en Teruel apenas se producen variaciones y la prevalencia de la enfermedad se sitúa en un 11%; “dentro de la media española”.

Este informe también tiene por objetivo indicar cuáles son las mejoras que se pueden aplicar en la sanidad pública. Uno de los aspectos a mejorar en Aragón es el control de los pacientes con diabetes.Heraldo de Aragón recordó la semana pasada que el seguimiento, la intensidad del tratamiento o incluso el fármaco elegido no son iguales en todos los centros de salud. No obstante, el Gobierno autonómico ya está tomando medidas al respecto.

Estudio en familias

El estudio europeo Feel4Diabetes se centra en identificar a familias con elevado riesgo de padecer diabetes del tipo II. "Desde el año pasado, en Zaragoza, hemos contactado con 1.200 personas a través de los centros educativos (entre padres e hijos), a los que hemos dividido en dos grupos: control y de intervención", explica Luis Moreno, catedrático e investigador principal del grupo Genud de la Universidad de Zaragoza. De todos ellos, alrededor de un tercio estaban dentro del grupo de riesgo de padecer diabetes. 

"Para analizarlo les realizamos un cuestionario de diez apartados, en el que se les preguntaba sobre el consumo de fruta y verdura y sus medidas corporales, entre otras cuestiones", puntualiza. Posteriormente, dependiendo de la puntuación que se obtiene, son derivados a un grupo de investigación del hospital Miguel Servet. Asimismo, se mantiene contacto con las familias a través de mensajes telefónicos. "En estas charlas y en los colegios se intenta incentivar la actividad física, el consumo de fruta, verdura (especialmente en el almuerzo y la merienda) y de agua", recalca. 

Una carrera por la diabetes

Por segundo año consecutivo se va a llevar a cabo la ‘Carrera y Caminata ¡Actívate por la diabetes, Zaragoza!’. Este evento, organizado por la Fundación para la Diabetes y la Asociación de Diabéticos de Zaragoza, se celebrará el domingo 26 de noviembre en el Parque del Agua y espera congregar a unos 3.000 participantes. La cita servirá como broche a las actividades conmemorativas realizadas en torno al Día Mundial de la Diabetes, que está programado para este martes, 14 de noviembre, y cuyo lema este año es ‘Mujer y Diabetes’.

 La Asociación de Diabéticos de Zaragoza “ADEZARAGOZA” ha sido premiada en los III Premios FEDE “Mercedes Sánchez Benito”, en la categoría de Promoción de la adherencia al Tratamiento, por su proyecto “II Encuentro de personas con diabetes y familiares en el medio rural”.


La actividad se desarrolló en Pinseque (Zaragoza), el pasado día 2 de abril; en ella participaron 169 personas de todas las edades.

El objetivo de la jornada es el de mostrar como la diabetes no es impedimento para participar en actividades sociales de muy diversa índole, conviviendo mientras se disfruta de los amigos y de un día en el campo.

En ella se desarrollaron actividades deportivas (paseos de diferente dificultad), una sesión formativa (charla), la comida de hermandad, juegos, sorteos y la actuación de un grupo regional.

Sin duda una muestra de normalidad en nuestras vidas.

Asociate

Calendario actividades

Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3