siguenos facebook

A pertir de ahora las personas con diabetes no necesitarán pincharse cada cierto tiempo para saber sus niveles de glucosa y conntralar así su enfermedad. Un equipo de investigadores de la Universidad de Bath (Reino Unido), han diseñado un parche adhesivo, que puede medir los niveles de glucosa a través de la piel sin punción. El estudio se publica hoy en «Nature Nanotechnology».

La diabetes tipo 2 es una enfermedad causada por la incapacidad del organismo de producir cantidades suficientes de insulina o de utilizar esta hormona de una forma ‘adecuada’, lo que provoca que la sangre porte un exceso de glucosa que, a la larga, acaba dañando múltiples órganos de todo el cuerpo. Una enfermedad que padecen cerca de 400 millones de personas en todo el mundo y cuyo riesgo de aparición es mayor en varones que en mujeres.

Gracias a este nuevo parche, que no perfora la piel, muchos de estos millones de personas podrán decir adiós definitivamente a esos molestos pinchazos. El nuevo dispositivo extrae la glucosa del líquido que se encuentra entre las células a través de los folículos capilares, a los que se accede a través de una serie de sensores en miniatura que utilizan una pequeña corriente eléctrica. La glucosa se acumula en pequeños depósitos y se mide. Las lecturas se pueden realizarse cada entre 10 a 15 minutos durante varias horas. Gracias al diseño de la matriz de sensores y depósitos, el parche no requiere calibración con una muestra de sangre, lo que significa que los análisis de sangre con pinchazo en el dedo son innecesarios.

Para el investigador Richard Guy se trata de un casi adiós a los pinchazos con agujas para controlar el azúcar en sangre, «algo que hasta ahora había sido difícil de lograr». El dispositivo desarrollado en Bath. apunta, «es una contribución esencial en la lucha por combatir la incidencia mundial cada vez mayor de diabetes».

Una vez establecida la prueba de concepto, los investigadores esperan que su invento se convierta en un sensor portátil de bajo coste que envíe mediciones de glucosa periódicas y clínicamente relevantes al teléfono del usuario de forma inalámbrica, alertándole cuando sea necesario que tome medidas.

Los expertos afirman que disponer de una vía efectiva y no invasiva de monitorizar la glucosa en sangre podría ayudar tanto a los diabéticos, como a aquellos en riesgo de desarrollar diabetes, a tomar las decisiones correctas para controlar bien la enfermedad o reducir el riesgo de desarrollarla.

Fuente: ABC.es

El jefe del servicio de endocrinología del Hospital Clínic de Barcelona, Ignacio Conget, ha asegurado que el llamado páncreas artificial, un sistema que regula automáticamente el nivel de glucosa, permitirá controlar totalmente la diabetes sin necesidad de intervenir al paciente en un plazo de tres años.

El testimonio de este experto es uno de los que se han podido escuchar en la quinta edición del Diabetes Experience Day, un evento que ha reunido en Barcelona a unas 1.500 personas, según ha informado la organización en un comunicado.

Conget ha precisado que actualmente se está tratando de desarrollar un páncreas artificial capaz de controlar automáticamente el nivel de glucosa mediante algoritmos automáticos, todo ello sin que se tenga que operar al paciente.

También durante esta jornada, que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Montjuïc, ha intervenido el investigador del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) Joan Marc Servitja, que ha dado a conocer una reciente investigación que ha descubierto una molécula implicada en la disfunción de las células productoras de insulina.

La diabetes afecta en España a unos 6 millones de personas, causa unas 25.000 muertes al año y está detrás de 7 de cada 10 amputaciones no traumáticas de las extremidades inferiores.

La hipoglucemia desapercibida es otra de las patologías que se han tratado en la jornada, ya que una de cada cinco personas con diabetes tipo 1 no es capaz de detectar un bajón de azúcar en sangre cuando la está sufriendo.

El Diabetes Experience Day ha reunido tanto a pacientes con diabetes, a colectivos relacionados con esta enfermedad y a profesionales del ámbito sanitario expertos en ella, y cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Diabetes y de la Federación Española de Diabetes.

Agencia EFE

Un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) y la Universidad Complutense de Madrid ha descrito un mecanismo por el cual se puede bloquear el desarrollo de la obesidad.

Publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry, concluye que las dietas altas en grasa alteran la regulación de la proteína PASK y su bloqueo podría frenar la obesidad. La investigadora Elvira Álvarez explica que, gracias a estudios en ratones, “hemos evidenciado que éstos no solo no desarrollan obesidad sino que tienen mejorada la respuesta a la insulina cuando se les somete a dietas altas en grasas”.


La proteína PASK podría ser clave en la adaptación a los estados de ayuno y alimentación. La regulación de las vías metabólicas (gluconeogénesis, lipogénesis, etc.) que responden al ayuno y alimentación de una forma normal y que son necesarias para mantener la homeostasis de glucosa y lípidos, se ven alterados con la dieta alta en grasa y ello puede contribuir al desarrollo de la obesidad y patologías asociadas como la diabetes, entre otras.

Sin embargo, el bloqueo de la proteína PASK hace que se restablezca la respuesta normal de estas vías metabólicas en condiciones de ayuno/alimentación y no se desarrolle hiperglucemia ni resistencia a la insulina y, asimismo, disminuye la acumulación de lípidos en el hígado.

Los investigadores responsables de estos resultados, del Ciberdem, de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense y del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos (Idissc), concluyen que “el bloqueo de esta proteína es de alto interés en el control del desarrollo de la obesidad y de las alteraciones metabólicas asociadas por dietas de alto contenido graso”.

 

Fuente: Redacción Médica

El nuevo tratamiento génico, desarrollado por el profesor alemán Hans Holllinger, se probará en humanos en unos tres años señalo en su visita a las Islas Canarias el pasado viernes 23 de marzo.

La terapia genética es el futuro. Esta es la afirmación que comparte la mayoría de los expertos en el campo de la medicina. Precisamente, en este ámbito se centra la investigación del profesor de origen alemán Hans Sollinger, que desde hace años se ha convertido en uno de los especialistas más reputados que trabajan en esta enfermedad, siendo en estos momentos el referente en lo que se refiere al trasplante de páncreas. La investigación que ya ha sido probada con éxito en roedores y que está siendo ahora mismo tratada en perros se prevé que pueda ser testada en seres humanos en “dos o tres años” y su principal ventaja es que, con solo una inyección, los pacientes diabéticos (de tipo 1) podrían estar curados de la enfermedad. Esta técnica señalan algunos expertos en esta materia que puede llegar a aportar al profesor Sollinger el Premio Nobel.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica en la que el sistema inmunitario ataca y destruye las células beta que producen la hormona llamada insulina en el páncreas, lo que resulta en niveles de glucosa altos en sangre. Aproximadamente el 9 por ciento de la población adulta del mundo padece esta dolencia. Sus consecuencias a largo plazo pueden ser problemas de salud graves, como cardiopatías, daños en los nervios, y enfermedades renales. Un objetivo fundamental del tratamiento de la diabetes es preservar y restaurar las células beta funcionales, y de ese modo reponer los niveles de insulina, que introduce la glucosa sanguínea en las células para cubrir sus necesidades energéticas. Sin embargo, en pacientes con diabetes tipo 1, la terapia de reemplazo de las células beta suele estar condenada a fallar porque las nuevas células caen víctimas de la misma autoinmunidad que destruyó a las células originales.

El profesor de la Universidad de Wisconsin ofreció una sesión clínica en el Hospital Universitario de Canarias (HUC),dando a conocer los avances de su proyecto. Se da la circunstancia de que algunos de los facultativos de este centro han trabajado de forma coordinada con el experto alemán, como es el caso del cirujano Antonio Alarcó y del endocrino Luis Morcillo, entre otros.

La investigación se centra en inyectar un gen en las células para que se instalen en el hígado, produciendo insulina y funcionando así como un páncreas. “Tuvimos que fabricar un gen de la manera que la tasa de azúcar en sangre fuese normal”, afirmó el experto.

Existe en la actualidad una falta de regulación sobre las nuevas tecnologías aplicadas a la diabetes, como la monitorización de glucosa, que afecta a su incorporación eficaz y equitativa a la cartera de servicios del Sistema Sanitario Público español. tal y como denuncia la Sociedad Española de Diabetes (SED), y su grupo de trabajo de Tecnologías Aplicadas a la Diabetes (TAD). De hecho, esta Sociedad ha mantenido una reunión con representantes del Grupo Parlamentario Socialista pertenecientes a la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para llevar sus reivindicaciones hasta el Parlamento español.



En los últimos años se está produciendo una significativa proliferación de las técnicas aplicadas la diabetes, muchas de ellas dirigidas específicamente a optimizar y facilitar la monitorización de la glucemia intersticial. Esta revolución tecnológica aporta grandes beneficios para las personas con diabetes, pero también plantea algunas controversias y limitaciones, sobre todo por la falta de regulación y el vacío legal existente.

En el encuentro estuvieron presentes, por parte de PSOE, Begoña Tundidor, portavoz de la Comisión de Servicios Sociales; Jesús María Fernández, portavoz de la Comisión de Sanidad, y Miriam Alconchel, portavoz adjunta de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales. Por su parte, la delegación de la SED estuvo encabezada por la Dra. Raquel Barrio, vicepresidenta de la SED, quien expuso la preocupación de esta sociedad científica por la actual situación de irregularidad en la incorporación de la monitorización de glucosa intersticial (MGI) como prestación sanitaria para personas con diabetes tipo 1, su prescripción, así como la falta de equidad territorial en esta incorporación.

Al mismo tiempo, se reconoció el interés de la propuesta no de ley (PNL) presentada el 12 de noviembre del 2017 a la Mesa del Congreso de los Diputados por parte del Grupo Parlamentario Socialista sobre la inclusión de los sistemas de monitorización continua de glucosa en la cartera común de servicio del Sistema Nacional de Salud para su debate en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales.

Por su parte, la Dra. Ruiz de Adana, miembro del Grupo de TAD, señaló la necesidad de que desde el Parlamento Español se pueda activar esa PNL y se regule para todo el territorio nacional la incorporación de esta tecnología en la cartera común de servicios en Unidades de Diabetes acreditadas y de referencia.

También se informó a los parlamentarios de las principales diferencias de los dos sistemas de MCI comercializados en España: la Monitorización continua de glucosa (sistemas continuos de medición de glucemia intersticial, con necesidad de calibración y alarmas y que pueden utilizarse tanto en MDI como integrados a terapia con infusión subcutánea de insulina, incluso con un sistema de parada de la administración de insulina en predicción en hipoglucemia); y la Monitorización flash de glucosa (la visualización de datos es “a demanda”, sin necesidad de calibración y sin alarmas).

Según aclaran los representantes de la SED, cada uno de estos sistemas tiene prestaciones distintas que pueden mejorar el control glucémico y la calidad de vida en distintos perfiles de pacientes. El sistema más apropiado para cada paciente debe decidirse por equipos cualificados en su prescripción y seguimiento optimizado en el seno de unidades de diabetes de referencia.

Por otra parte, Mercedes Galindo, como enfermera educadora miembro del grupo TAD, recordó a los parlamentarios la importancia de la educación diabetológica avanzada y de calidad en la incorporación y manejo de estos recursos tecnológicos, destacando la necesidad de empezar a diseñar programas de formación para Enfermería de prácticas avanzadas, así como la incorporación de Enfermería con formación avanzada acreditada a plazas con un perfil profesional acorde.

Los parlamentarios estaban bien informados de la situación, conocían los consensos que sobre la MCG el grupo de TAD tiene efectuados y se mostraron sensibles a la necesidad de llevar a cabo la incorporación de estos productos sanitarios en la cartera de servicios del Sistema Sanitario Público Nacional en indicaciones coste-efectivas, en centros competentes en su manejo y en condiciones garantistas de una equidad territorial mínima.

Asociate

Próximas Actividades

Sin eventos

Calendario actividades

Abril 2018
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6