siguenos facebook

Investigadores de la Universidad del País Vasco, junto con el Hospital Sant Joan de Déu y la Universidad Pompeu Fabra, han comenzado un proyecto para el desarrollo de un medicamento "vivo", basado en células sintéticamente diseñadas que responderán al azúcar de la sangre liberando insulina, regulando de esta forma la glucemia mediante una sola aplicación, que duraría semanas o incluso meses, evitando así la necesidad de las inyecciones diarias de insulina.

La diabetes es una epidemia que afecta principalmente a los países más desarrollados. Se calcula que, en España, el 13,8% de la población mayor de 18 años tiene diabetes, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. La diabetes tipo I, si bien es menos frecuente, puede afectar a entre el 1% y el 5% del total de personas con diabetes. El diagnóstico precoz y el tratamiento de esta enfermedad son fundamentales, ya que afecta a órganos tan importantes como los riñones, la vista, el corazón o el sistema nervioso.

Uno de los investigadores principales del proyecto, el profesor de la Facultad de Farmacia de la UPV/EHU Gorka Orive, se encargará del desarrollo final del medicamento empleando las tecnologías más punteras en microencapsulación. El proyecto trata de diseñar y desarrollar células sintéticas capaces de responder a los niveles de glucosa externa, que se introducirán en microcápsulas (esferas que actuarán como medicamento) y serán capaces de secretar insulina a demanda. "Nuestra idea es explorar biomateriales inmunomoduladores a la hora de fabricar el medicamento "vivo", de forma que el sistema inmunológico del receptor no responda o lo haga mínimamente al implante del medicamento. De ser así, desarrollaríamos un medicamento que, tras una sola administración, podría controlar la glucemia durante semanas o meses sin la necesidad de repetidas inyecciones de insulina", explica el doctor Orive.

El proyecto para desarrollar este nuevo medicamento, con el nombre ‘Circuitos celulares sintéticos encapsulados para restablecer control glucémico en diabetes mellitus tipo 1', se inicia en 2017 y cuenta con una importante financiación procedente de los fondos obtenidos en la convocatoria anual de La Marató de Cataluña. La Fundació La Marató de TV3 fue creada en 1996 por la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales con la misión de fomentar y promover la investigación biomédica de excelencia a partir de los fondos económicos obtenidos en el programa La Marató de TV3 y Catalunya Ràdio. La actividad investigadora financiada por esa fundación fomenta la investigación transversal y traslacional, como lo demuestra la progresiva inversión en proyectos de investigación básica y clínica y en proyectos coordinados, suponiendo el trabajo en red de diferentes instituciones.

Los primeros resultados de la investigación se presentarán a lo largo del año 2019.


Fuente: BioTech.spain.com

Científicos del Centro Max Delbrück de Medicina Molecular de Berlín han logrado reprogramar genéticamente células del hígado de ratones diabéticos para que se comporten como las células del páncreas que ayudan a producir insulina. El hallazgo supone un paso para que en el futuro se pueda tratar la diabetes mediante terapia genética. Los científicos han reprogramado células del hígado para que ayuden al páncreas a generar insulina

La investigación dirigida por Francesca Spagnoli, no trataba de generar nuevas células sino forzar una ‘crisis de identidad’ en las ya existentes en el hígado, reprogramando genéticamente su comportamiento para que actúen como las células eliminadas por la enfermedad y ayuden a que el páncreas vuelva a generar insulina.

El objetivo se ha cumplido gracias a la modificación de un solo gen, el TGIF2, que se encuentra activo en el tejido del páncreas pero no en el hígado.

Éxito en los experimentos con ratones

La bióloga molecular española Nuria Cerdá-Esteban, investigadora del equipo de Spagnoli y autora principal del estudio, realizó pruebas en ratones, y observó que las células del hígado se comportaban como células pancreáticas al recibir copias del gen TGIF2.

Como pudieron comprobar los autores, al principio las células perdían sus propiedades hepáticas para desarrollar después las características propias de las células islote. Después, trasplantaron esas células modificadas a ratones enfermos de diabetes.

Los resultados muestran como tras la intervención los niveles de glucosa en la sangre de los roedores mejoraron de forma natural. Las células modificadas estaban asumiendo la función de esas células islote perdidas.

Con estos datos, la siguiente línea de actuación es intentar aplicar el éxito en pacientes humanos, aunque aún queda camino por recorrer.

“Existen diferencias entre humanos y ratones que estamos tratando de salvar, aunque estamos en el camino correcto para desarrollar terapias en el futuro”, explica Spagnoli.

El equipo está trabajando en esta misma estrategia para células del hígado en humanos gracias a una beca otorgada en 2015 por el Consejo Europeo de Investigación (ERC).

Los gobiernos autonómicos españoles ponen trabas, a día de hoy, a las combinaciones de los fármacos análogos de los GLP-1 y la insulina basal en el tratamiento de la diabetes tipo II. De hecho, los limitan a pacientes con índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) superior a 30, esto es, casos de obesidad importante, A pesar de la evidencia científica de sus resultados


Y el motivo no es otro que su elevado precio, pues se acumula la evidencia científica que avala los resultados de esas fórmulas, todos ellos difundidos durante la Reunión Diabetes y Obesidad que ha organizado el grupo homólogo de la SEMI en Málaga.

El presidente de esta sociedad científica, Antonio Zapatero, ha asegurado a Redacción Médica que las administraciones no autorizan todavía el uso de las combinaciones de GLP-1 e insulina basal salvo en el supuesto explicado “a pesar de que en Estados Unidos se aplican desde hace unos tres años”.

Este último extremo ha sido confirmado y dado a conocer, durante el foro, por el profesor Julio Rosenstock, del University of Texas Southwestern Medical Center de Dallas (Texas, Estados Unidos).

En efecto, según ha apuntado a este periódico otro internista, Miguel Camafort, del Hospital Clínic de Barcelona, la Agencia del Medicamento Estadounidense (FDA) sí autoriza su uso, pero la europea todavía no tiene una mención explícita al respecto, ni tampoco la administración española.

Ensayo internacional ‘DUAL VII’

Zapatero, por su parte, ha citado el ensayo internacional ‘DUAL VII’, en el que participa el Hospital de Fuenlabrada de Madrid, para demostrar el cariz revolucionario de las nuevas combinaciones farmacológicas para la diabetes.

“La  fórmula insulina degludec más liroglutida dio como resultado una reducción de la hipoglucemia –principal complicación de la diabetes– del 80 por ciento con igual o mejor control metabólico de la enfermedad, además de favorecer la pérdida de peso e incluso de bajar a la mitad la dosis de insulina basal para cada enfermo”, ha revelado.

Por vez primera y de manera exitosa, investigadores de la Universidad de Tokio, en Japón, lograron el desarrollo de un páncreas a partir de células de ratón implantadas en el cuerpo de una rata; se trata del primer experimento de esta índole realizado entre especies diferentes, y los resultados fueron publicados en la revista científica ‘Nature’.

Expertos aseguran que el órgano trabaja de manera normal, y coadyuvo a la rata en materia de salud, ya que ésta padece de diabetes; celebraron la técnica realizada y advirtieron que se trata de una labor sin precedentesen el mundo de la medicina animal; además, es un ‘pre’ para el desarrollo de órganos humanos dentro de cuerpos de otras especies.

En este sentido, señalaron que los resultados ayudarán, en un futuro cercano, a enfrentar la escasez de órganos para trasplantes, aunque se toman en cuenta las opiniones éticas que del tema puedan derivar por parte de ciertos grupos o entes internacionales.

El investigador de la Universidad de Tokio, Tomoyuki Yamaguchi, precisó que se demostró la efectividad y seguridad de un trasplante médico usando órganos de animales; ahora, los científicos prevén desarrollar órganos de monos en cerdos, acercándose a los de humanos, pues el tamaño es parecido: noticia con tintes prometedores para la salud de las personas.

“Vimos que ratones diabéticos fueron capaces de normalizar niveles de glucosa en su torrente sanguíneo durante más de un año después de realizado el trasplante. Los animales receptores únicamente necesitaron tratamiento con fármacos inmunosupresores durante los cinco días posteriores al trasplante”, aseveró Hiromitsu Nakauchi, otro integrante del equipo.

La mitad de los pacientes con ceguera inducida por la diabetes no acudió antes al oftalmólogo.  El dato, que ha aportado Andoni Lorenzo, presidente de Federación Española de Diabetes (FEDE), da una idea de la falta de formación de los pacientes diabéticos en su salud visual.

“La falta de formación  y de educación en diabetes la certifican cifras como que más del 50 por ciento de las personas ciegas  por diabetes nunca había acudido al oftalmólogo, cuando lo habitual es que se realicen al menos una revisión al año”, ha recalcado.

“Cabe recordar que, en el caso de las personas con diabetes, el riesgo de ceguera es diez veces mayor  que en una persona sin esta dolencia”, añade.

La retinopatía diabética consiste en una complicación de la enfermedad que provoca ceguera en el peor de los casos, extremo prevenible  si se examina el ojo a tiempo. Por eso, la Federación Española de Diabetes (FEDE) se ha sumado a una iniciativa al respecto de la Fundación Retinaplus+.

La detección y el tratamiento tempranos de la retina dañada por la diabetes en efecto salvan de la ceguera al enfermo y de otras complicaciones en su visión. Sin embargo, a pesar de la evolución que experimenta la enfermedad en la retina, tan sólo el 20-30 por ciento de las personas con diabetes se somete a una revisión anual de retina para detectar signos de retinopatía.

En este contexto, tanto la fundación como la propia FEDE hacen un llamamiento “a la comunidad médica, a las administraciones públicas y a la sociedad de la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoces de las enfermedades de la retina para reducir la prevalencia de ceguera evitable en España”, ha señalado la presidenta de Retinaplus+, Marta Figueroa.

Más de un millón de diabéticos sufre de la vista

En España más de 1.000.000 de personas con diabetes (cerca de 6.000.000 la padecen) padecen problemas de visión, la mayoría por retinopatía diabética, una de las complicaciones más habituales de la diabetes y en la que resulta fundamental apostar por la prevención y la concienciación.

Teniendo en cuenta estas cifras, la Federación Española de Diabetes (FEDE) se suma y celebra la iniciativa puesta en marcha por la Fundación Retinaplus+, que agrupa a los oftalmólogos y expertos en retina de toda España, de promover que este año se dedique una  especial atención a la retina.

Así, ‘2017 Año de la Retina en España’ es una iniciativa de la Fundación Retinaplus+ considerada por el Gobierno de España como acontecimiento de excepcional interés público. Por este motivo, FEDE y la Fundación Retinaplus+ realizarán acciones conjuntas para impulsar y concienciar sobre esta realidad.

El objetivo de este acontecimiento no es otro que el de reducir la prevalencia de la ceguera evitable en España contribuyendo a mejorar el conocimiento de las enfermedades de retina por parte de la población y a una atención multidisciplinar y coordinada por parte de las distintas especialidades.

Asociate

Calendario actividades

Febrero 2018
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 1 2 3 4