siguenos facebook

Cerca de 3.000 corredores se han dado cita este domingo en la edición de 2017 de la carrera ¡Actívate por la Diabetes, Zaragoza!, el mayor evento deportivo-solidario sobre esta enfermedad que se celebra en Aragón. La Asociación de Diabéticos de Zaragoza (ADE Zaragoza) y la Fundación para la Diabetes pretenden así concienciar sobre la importancia de practicar algún tipo de actividad física de forma regular para prevenir la diabetes tipo 2 y mejorar el control de la diabetes tipo 1 y 2.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que padecen más de 120.000 personas en Aragón y cuya incidencia se incrementa día a día a causa de hábitos de vida sedentarios, el sobrepeso y la obesidad. Tanto es así que se prevé que en 2030 cerca del 17% de los aragoneses puedan llegar a padecerla, una cifra que en términos absolutos supera los 220.000 personas en la región.

La edición de este año, celebrada en el Parque del Agua de Zaragoza, ha contado con la atleta María José Poves como invitada de honor. Poves ha dado lectura a un manifiesto en el que ha señalado la importancia de dar una mayor visibilidad a los pacientes con diabetes. En sus palabras, “este tipo de eventos no sólo sirven para que las personas con diabetes reten a su enfermedad, sino también para demostrar que la diabetes no supone ningún límite para practicar deporte ni ninguna otra actividad”.

Paralelamente, en opinión de Toni Abadía, actual campeón de España de 10.000 metros y Cross y padrino de esta prueba deportiva, “este tipo de carreras son de gran importancia porque sirven para dar ejemplo sobre la importancia de practicar deporte para prevenir enfermedades como la diabetes, eligiendo el más adecuado en función de la edad y la condición física”.

Alberto García Pérez, presidente ADE Zaragoza, manifestó que “es fundamental alertar a la población sobre el progresivo y preocupante incremento de los casos de diabetes tipo 2”. García mostró su “satisfacción por el gran número de familias que este año se han activado por la Diabetes en Zaragoza, porque pone de manifiesto que estas personas con diabetes y sus familiares apuestan por vivir la diabetes con positividad, y me alegra ver el interés que tienen por informarse y educarse con el objetivo de controlar mejor enfermedad. Estamos convencidos que esta Carrera sirve de ejemplo y motivación para todas las personas que padecen diabetes”.

Para Ana Mateo, gerente de la Fundación para la Diabetes, “este tipo de iniciativas son esenciales para sensibilizar a la sociedad en general sobre la importancia que tiene la práctica de actividad física regular. Además, hemos querido reconocer la labor de la mujer en la ayuda a la prevención de la diabetes, inculcando hábitos saludables a los miembros de su familia, y destacar su papel protagonista en el cuidado de los hijos y apoyo para pareja, padres y otros familiares con diabetes”.

Esta radiografía sobre la prevalencia de esta enfermedad analiza más de medio millar de zonas básicas de salud de siete comunidades autónomas.



El primer Atlas Poblacional sobre Diabetes de España tiene sello aragonés y ha sido impulsado desde el Instituto de Ciencias de la Salud que lleva trabajando tres años en este proyecto pionero en el que ya están implicadas siete comunidades autónomas.

Esta radiografía al detalle sobre la prevalencia de esta enfermedad, que padece el 14% de los españoles y el 17% de los aragoneses, permite comparar por primera vez los procesos y resultados de los cuidados al paciente diábetico atendidos en medio millar de zonas básicas de salud, de ellas 123 en Aragón.

Esta iniciativa se ha puesto de largo este viernes en Zaragoza ante casi un centenar de representantes de las distintas regiones españolas en un acto que ha contado con la presencia del consejero de Sanidad del Gobierno aragonés, Sebastián Celaya, y la directora del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, Sandra García Armesto.


¿Cuál es la utilidad de este ‘mapamundi’? “Este tipo de herramientas sirven para aprender. Nos tenemos que fijar más que en los casos negativos en los positivos, porque si hay centros de salud que han llegado a un nivel de excelencia en lo forma de tratar a los pacientes y en los resultados sanitarios obtenidos en el control de la diabetes nos sirven de ejemplo y referencia”, ha explicado Enrique Bernal, investigador senior del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y coordinador de esta iniciativa.

Asimismo, Bernal ha subrayado que llama la atención, aunque era previsible, la gran variación existente en los procedimientos que se aplican a los enfermos y sus efectos, así como el hecho de que en algunas ciudades concretas “el control de la diabetes es mucho mayor que en otras”. En este sentido ha apuntado que Bilbao es en relación con esta enfermedad un municipio en el que fijarse.

Por su parte, el consejero de Sanidad se ha mostrado “orgulloso” de este proyecto líder del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y ha abogado por insistir en la prevención de la diabetes “con una vida sana, ejercicio y una buena alimentación”.

Borja Mayoral y Nacho han colaborado en la campaña de concienciación durante el Día de la Diabetes para apoyar en la investigación de esta enfermedad que afecta a millones de personas. Los dos madridistas han estado presentes en el Hospital Público Puerta de Hierro de Majadahonda con la Fundación Real Madrid. Esta entidad dedica su programa infantil de baloncesto a menores con diabetes de tipo 1″. La periodista Raquel de la Rosa detalla con estas palabras la jornada que los dos jugadores madridistas han pasado en Majadahonda para concienciar sobre la necesidad de financiar la investigación de esta enfermedad. Una participación que no es casual ya que ambos jugadores padecen diabetes. “Lo llevo bien y me cuido mucho. Si siendo futbolista tienes que cuidarte, al ser diabético lo haces tres veces más”, relataba Nacho en el momento en el que hizo pública su enfermedad. Una cuestión que incluso sus compañeros de vestuario “desconocían” ya que no es una “enfermedad que se aprecie a nivel visual”.  

“El problema que tenemos los diabéticos es que no segregamos insulina y tenemos que pincharnos con una especie de boli. Tengo que pincharme a la hora de la comida. Cuando haces deporte, tienes que prestar atención a que los niveles de azúcar no bajen mucho, es por eso que me controlan los médicos. Hace varios años que lo hago, así que estoy acostumbrado. Con el deporte, esta enfermedad se lleva mucho mejor. Es fácil ser diabético si estás bien vigilado”, recalcaba el futbolista. De esta forma, ambos han querido demostrar durante su visita al Hospital Público Puerta de Hierro de Majadahonda durante el Día de la Diabetes que se puede llevar una vida normal y dejar claro un mensaje: “¡Que la diabetes no te pare!”.

La Asociación de Diabéticos de Zaragoza (Adezaragoza) y la Fundación para la Diabetes, miembros de Somos Pacientes, organizarán el domingo 26 de noviembre en Zaragozala segunda edición de su carrera y caminata popular ‘¡Actívate por la Diabetes, Zaragoza!’ para concienciar sobre la importancia del ejercicio físico en la prevención y el control de la diabetes.

Como explica Adezaragoza, “los objetivos de esta segunda carrera no competitiva son dar visibilidad a la diabetes, concienciar a toda la población en general de los beneficios del deporte, y poner de manifiesto que la diabetes no debe ser una limitación para la práctica del ejercicio físico”.

Inscripciones hasta el miércoles

La prueba, que se disputa
rá en el Parque del Agua de la capital zaragozana y será apadrinada por los atletas María José Poves y Toni Abadía, contemplará el desarrollo de una carrera sobre una distancia de 5 kilómetros –con salida a las 10:30 horas–, de una caminata de 2,5 kilómetros –con salida a las 10:40 horas– y de distintas carreras infantiles –sobre distancias entre los 100 y los 1.500 metros a partir de las 11:30 horas y concluidas las cuales se celebrará un sorteo de regalos.

Como destaca Adezaragoza, “además de las pruebas deportivas, disfrutaremos de actividades lúdicas y animación durante toda la mañana”.

El precio de la inscripción en la prueba, en el que se incluye una camiseta conmemorativa, se ha establecido en solo 2 euros para los menores de 14 años y en 8 euros para el resto de participantes. Para inscribirte en la prueba, puede hacerlo en www.activateporladiabetes.org -el plazo finaliza el próximo lunes, 22 de noviembre.

Asimismo, los organizadores han habilitado un ‘dorsal 0’ para todas aquellas personas que, no pudiendo participar en la prueba, quieran colaborar con un donativo de 8 euros a esta causa solidaria. Para colaborar a través del ‘dorsal 0’clica aquí.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica englobada en las denominadas ‘patologías autoinmunes’, en las que el sistema inmunitario ataca por error al propio organismo –en este caso concreto, a las células beta de los islotes pancreáticos, responsables de la producción de insulina–. En consecuencia, y dado que esta insulina es la hormona responsable de que las células capten la glucosa de la sangre para producir energía, el torrente sanguíneo acaba portando un exceso de glucosa, lo que acaba provocando daños en múltiples órganos del cuerpo. Pero, ¿por qué el sistema inmune se vuelve contra el propio paciente? Pues cuando menos en el caso de la diabetes tipo 1, y según un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Infantil de Boston (EE.UU.), por un defecto en la producción por las células madre hematopoyéticas de una proteína, la PD-L1, encargada de suprimir los ataques autoinmunes. En consecuencia, y como muestran los resultados, la terapia con células manipuladas para corregir este defecto puede revertir la diabetes tipo 1. Cuando menos en modelos animales –ratones.

Como explica Paolo Fiorina, director de esta investigación publicada en la revista «Science Translational Medicine», «en nuestro trabajo hemos observado que tiene lugar una remodelación real del sistema inmunológico con la inoculación de estas células manipuladas».

Carencia productiva

A día de hoy se han desarrollado numerosos estudios para evaluar distintas inmunoterapias para la diabetes tipo 1. Unos tratamientos que han tenido por objeto detener la destrucción por el sistema inmune de las células productoras de insulina. Sin demasiado éxito, quizás porque no se han diseñado para ‘atajar’ específicamente esta enfermedad. Por ejemplo, el trasplante autólogo de médula ósea, en el que el afectado recibe la inoculación de sus propias células madre hematopoyéticas –tipo de células madre capaces de convertirse en cualquier célula sanguínea, caso de un glóbulo rojo, un glóbulo blanco o una plaqueta– con objeto de potenciar su sistema inmune, ha demostrado ser eficaz, pero solo en un limitado número de pacientes.

Como indica Paolo Fiorina, «las células madre hematopoyéticas tienen capacidades inmunorregulatorias, pero parece que en estas capacidades se encuentran deterioradas en los ratones y humanos con diabetes. De hecho, hemos descubierto que, en caso de padecer diabetes, las células madre de la sangre son defectuosas, por lo que promueven la inflamación y, muy probablemente, desencadenan la enfermedad».

En primer lugar, el nuevo estudio ha revelado que las células madre hematopoyéticas tanto de los ratones como de los humanos con diabetes tienen un defecto genético que provoca que sean incapaces de producir niveles normales de proteína PD-L1. Un defecto de producción que resulta patente ya desde las primeras fases de la enfermedad y que es ciertamente muy importante dado que esta PD-L1 tiene un efecto antiinflamatorio muy potente en la diabetes tipo 1.




Concretamente, esta PD-L1 –o ‘ligando 1 de muerte programada’– es una molécula que actúa como ‘punto de control’ –o ‘checkpoint’– inmunológico. Para ello, lo que hace es unirse a un receptor denominado ‘proteína de muerte celular programada 1’ (PD-1) que se encuentra en la superficie de los linfocitos T inflamatorios que se encuentran activados para causar una reacción autoinmune. El resultado es que, como consecuencia de esta unión entre PD-L1 y PD-1, estos linfocitos T se ‘suicidan’, con lo que el ataque autoinmune se disipa. Pero si no hay PD-L1, la destrucción seguirá su curso.

Defecto corregido

Entonces, ¿qué se puede hacer? Pues en teoría, corregir este defecto en la producción de PD-L1. Tal es así que los autores han extraído las células madre hematopoyéticas de un modelo animal –ratones–, las han manipulado para que porten un gen no defectuoso de PD-L1, y las han vuelto a inocular en sus propietarios –utilizando para ello un virus inocuo como vector.

Los resultados mostraron que, una vez inoculadas, las células madre manipuladas se asentaron en los islotes beta del páncreas, donde contrarrestaron el déficit de PD-L1. En consecuencia, prácticamente todos los ratones fueron curados de la diabetes tipo 1 en un plazo muy corto de tiempo. Y este remedio, ¿es permanente? Pues en muchos casos, sí. De hecho, un tercio de los animales tratados mantuvo unos niveles normales de glucosa en sangre durante el resto de sus vidas.

Es más; dado que las células utilizadas provenían de cada uno de los animales, el procedimiento resulta muy seguro. Como apunta Paolo Fiorina, «dado que se utilizan las células del propio paciente, la belleza de nuestro enfoque es la ausencia virtual de cualquier efecto adverso».

En definitiva, concluye Ben Nasr, co-autor de la investigación, «creemos que la corrección de esta deficiencia de PD-L1 se presenta como una herramienta terapéutica novedosa para la diabetes tipo 1».
Asociate

Calendario actividades

Febrero 2018
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 1 2 3 4