siguenos facebook

Una luz de esperanza en medio de esta penosa enfermedad que se ha convertido en pandemia mundial. Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en Estados Unidos han desarrollado una vacuna basada en el ADN y diseñada para justamente desconectar la parte del sistema de defensa que destruye a las células del páncreas que producen la insulina.

Puedes ver la noticia completa en:  http://pysnnoticias.com/salud-descubren-vacuna-diabetes/

Para que el paciente con diabetes mellitus tipo II alcance sus objetivos glucémicos debe estar informado, y ahí juega un papel muy importante el médico tratante, quien debe convertirse en su cómplice, pues debe escucharlo para entenderlo y ser un guía que contribuya a la concientización.

Así lo señaló el doctor Jorge Yamamoto Cuevas, endocrinólogo adscrito a la Policlínica para la Atención de Diabetes (Padim, por sus siglas en inglés).

El especialista puntualizó que 95 por ciento del cuidado de la diabetes depende del propio paciente, ante lo cual la educación debe estar dirigida y centrada en comportamientos de autocuidado, y que además esto podría reducir la carga global de la enfermedad.

“Hoy, el sistema de salud invierte al año 3 mil 430 millones de dólares en la atención de la diabetes y se calcula que por cada 100 pesos que se invierten en el tratamiento y control de esta condición, 52 de ellos provienen de la familia o del propio paciente”, agregó el especialista.

“Los gastos se agravan ante complicaciones como insuficiencia renal, ceguera, amputaciones de miembros inferiores, entre otros. La diabetes es un trastorno metabólico complejo que requiere centrar su atención en la individualidad del paciente”.

Igualmente representativo es el alto porcentaje de enfermos que en algún momento abandonan su tratamiento, a mediano o largo plazo, en buena medida se debe a que el médico tampoco sabe educar al paciente, indica el doctor Yamamoto Cuevas, pues “no sabe advertirle que los cuidados son para toda la vida y que se evitarán muchos problemas derivados de la diabetes en otros órganos si se siguen con rigor el tratamiento y las indicaciones más allá de las médicas, las cuales tienen que ver con los hábitos de vida”.

El endocrinólogo hace hincapié en que se calcula que solo el 26.43 por ciento de los médicos relacionados con el cuidado de la diabetes han recibido capacitación para el manejo de aspectos psicológicos.

Un grupo de investigadores franceses ha descubierto en pruebas con animales una manera alternativa para las cirugías de obesidad mórbida que tratan la diabetes: la aplicación de estímulos eléctricos en un nervio del abdomen.

“Esta estrategia terapéutica pone en marcha la estimulación eléctrica del nervio vago al nivel del abdomen y abre prometedoras perspectivas para prevenir la diabetes de tipo 2″, señaló en un comunicado el Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA).

Según el INRA, este técnica “constituye una alternativa a la cirugía bariátrica (reducción de estómago), una técnica dura para los pacientes” que quieren combatir la diabetes (resistencia a la insulina).

El dispositivo está formado por electrodos conectados en una caja de estimulación subcutánea que promueve el transporte de glucosa en el sistema músculo-esquelético, “probablemente gracias a la secreción incrementada por una hormona liberada por el estómago (Ghrelin)”.

La empresa francesa de sistemas de neuro-estimulación AXONIC está “actualmente en una fase de validación” de una prótesis neurológica que pueda cumplir con los estándares de dispositivos europeos, dijo Instituto Nacional de Investigación Agronómica.v

Dos estudios que se publican en la revista 'JAMA' hallan que el uso de un sensor implantado bajo la piel que monitoriza continuamente los niveles de glucosa lleva a mejores niveles en pacientes con diabetes tipo 1 que se inyectan insulina varias veces al día, en comparación con el tratamiento convencional.

En un estudio, Roy W. Beck, MD, del Centro Jaeb para la Investigación en Salud, en Tampa, Florida, Estados Unidos, y colegas asignaron al azar a 158 adultos con diabetes tipo 1 que estaban usando múltiples inyecciones diarias de insulina y tenían niveles elevados de hemoglobina A1c (HbA1c) de 7,5 por ciento a 9,9 por ciento a la monitorización continua de la glucosa (n=105) o a la atención habitual (grupo de control, n=53).

Sólo aproximadamente el 30 por ciento de los individuos con diabetes tipo 1 cumplen con la meta de la Asociación Americana de Diabetes de tener un nivel de HbA1c del 7,5 por ciento para los niños y del 7 por ciento para los adultos, lo que indica la necesidad de determinar mejores enfoques para el manejo de la diabetes.

La monitorización continua de la glucosa (CGM, por sus siglas en inglés) con mediciones de glucosa cada cinco minutos, además de alertas de nivel de glucosa baja y alta e información sobre la tendencia de la glucosa, tiene la capacidad de informar mejor sobre las decisiones de control de la diabetes que las pruebas de glucosa en sangre varias veces al día. Sólo una pequeña proporción de individuos con diabetes tipo 1 que se inyectan insulina usan CGM.

Los sistemas continuos de monitorización de la glucosa incluyen un sensor debajo de la piel con un transmisor conectado y un informe continuo de los niveles de glucosa y las tendencias y la monitorización por parte del paciente con un monitor de mano. En este estudio, en el grupo CGM, el 93 por ciento usó monitorización continua de la glucosa seis días por semana o más en seis meses.

La reducción media de la HbA1c desde el inicio fue de 1,1 por ciento a las 12 semanas y de 1 por ciento a las 24 semanas en el grupo CGM y de 0,5 por ciento y 0,4 por ciento, respectivamente, en el grupo de control. La mediana de duración de la hipoglucemia fue de 43 minutos al día en el grupo CGM frente a 80 minutos diarios en el grupo de control. Se produjeron eventos graves de hipoglucemia en dos participantes de cada grupo.

MAYOR DISMIMUNCIÓN DEL NIVEL DE HBA1C

"Entre adultos con diabetes tipo 1 que usaban múltiples inyecciones diarias de insulina, el empleo de la CGM en comparación con la atención habitual resultó en una mayor disminución en el nivel de HbA1c durante 24 semanas. Se necesitan más investigaciones para evaluar la eficacia a largo plazo, así como los resultados clínicos y los efectos adversos", escriben los autores.

En otro estudio, Marcus Lind, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, y sus colegas asignaron al azar 161 individuos con diabetes tipo 1 y HbA1c de al menos un 7,5 por ciento tratados con múltiples inyecciones diarias de insulina a recibir tratamiento con CGM o tratamiento convencional durante 26 semanas, separados por un periodo de suspensión de 17 semanas.

El objetivo del estudio fue analizar el efecto de la CGM sobre el control glucémico, la hipoglucemia, el bienestar y la variabilidad glucémica. Los investigadores encontraron que la HbA1c promedio fue 7,92 por ciento durante el uso de CGM y 8,35 por ciento durante el tratamiento convencional.

De los 19 otros resultados que incluyeron medidas psicosociales y diversas mediciones glucémicas, seis tuvieron significación estadística, favoreciendo la CGM en comparación con el tratamiento convencional. Cinco pacientes en el grupo de tratamiento convencional y uno en el grupo CGM sufrieron hipoglucemia grave.

"En este estudio cruzado de personas con diabetes tipo 1 tratadas con múltiples inyecciones diarias de insulina, la CGM se asoció con un nivel medio de HbA1c que era 0,43 por ciento menor que el tratamiento convencional, además de que la variabilidad glucémica se redujo gracias a la CGM. La satisfacción fue mayor durante la CGM que la terapia convencional --escriben los autores--. Se necesitan más investigaciones para evaluar los resultados clínicos y los efectos adversos a largo plazo".

La MCG(Monitorización Continua de Glucosa) sigue recibiendo avales clínicos sobre su efectividad para la toma de decisiones terapéuticas. La última confirmación se produjo el pasado 16 de Febrero con motivo de la reunión científica sobre tecnología en diabetes más importante de Europa, la ATTD (“Advance Technology and Thearpeutics in Diabetes) celebrada en Paris. Allí se presentó una comunicación sobre el estudio REPLACE-BG, que a su vez fue publicado “on-line” ese mismo día en la solvente revista profesional “Diabetes Care”. Un ensayo clínico que confirma la seguridad de la MCG, Monitorización Continua de Glucosa.

Como comentaron los investigadores se trata del primer ensayo clínico aleatorizado que compara la efectividad y seguridad de la MCG utilizada con y sin confirmación con glucemias capilares en persona con diabetes tipo1 bien controladas, llegando a la conclusión de que la MCG por si misma es suficientemente segura y efectiva, siempre que se realicen las pertinentes calibraciones del monitor continuo.

Cómo se organizó el ensayo clínico

El ensayo fue realizado durante 26 semanas en 14 centros diferentes de los Estados Unidos con un total de 226 pacientes adultos utilizando el Dexcom G4 con algoritmo 505, el mismo que utiliza el Dexcom G5. Los resultados confirman la aprobación de las autoridades sanitarias tanto europeas como norteamericanas del Dexcom G5 como sistema no adyuvante, es decir que permite la toma de decisiones clínicas soportadas únicamente por los datos de este monitor.

Durante el ensayo no hubo cambios en la glucosa media, ni en la hemoglobina glicosilada en ambos grupos. Los días de uso del sensor fueron similares paran los dos grupos. El grupo de estudio utilizó una media de 2,8 tiras al día, incluidas las dos de calibración, mientras que el grupo de control utilizo una media de 5,4 tiras por día. En el periodo estudiado no hubo ninguna hipoglucemia severa en el grupo de MCG y ocurrió un único caso en el grupo control. No se produjeron episodios de cetoacidosis en ninguno de los grupos.

Le revista Medsacape en su número del 17 de febrero, comentando este ensayo recoge las declaraciones de algunos investigadores del mismo. Uno de los principales investigadores el Dr. Roy Beck comentaba: “Es importante que el sensor se calibre adecuadamente. El sensor Dexcom usado en el ensayo requiere dos medidas de glucosa capilar  al día para calibración. Esta tiene que ser hecha de forma adecuada, por ejemplo después de lavarse las manos y con un medidor de glucosa que asegure la exactitud del sensor de MCG”. Otro de los investigadores el Dr. David Ahn puntualiza que los clínicos no deben olvidarse que los pacientes deben seguir teniendo a mano el medidor y las tiras reactivas por razones varias además de las dos calibraciones al día y ante un fallo del monitor. “Yo le digo a mis pacientes que utilicen el sentido común para estar seguros que los números son razonables y ante cualquier duda comprobar con el medidor”.
Asociate

Próximas Actividades

CAMPAMENTO AISA 2017
30 Jun 2017 09:00

Calendario actividades

Junio 2017
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2