siguenos facebook

Sexualidad y Diabetes (2): La sexualidad femenina

Mientras que existen abundantes estudios e información sobre la sexualidad masculina y los problemas sexuales del hombre con diabetes, la sexualidad femenina es mucho más desconocida, y el conocimiento sobre la misma y la repercusión de la diabetes sobre ella escaso.

Para intentar conocer un poco más las repercusiones que la diabetes puede tener en la vida sexual de la diabética, es preciso conocer como se produce la respuesta sexual en la mujer. En esta respuesta se pueden establecer cuatro fases, cualquiera de las cuales se puede ver alterada, modificando la vida sexual de la mujer. Estas fases son: Deseo, excitación, orgasmo y culminación.

 

AISLAMIENTOSe entiende por deseo, o libido, el interés por el sexo, entendido como la frecuencia con que se sienten ganas de tener relaciones, y no como la frecuencia con que se tienen. El deseo desencadena las demás fases, de manera que mantener relaciones si no existe ese deseo puede afectar negativamente al resto de las fases de la respuesta sexual.

Las primeras sensaciones de placer físico son el comienzo de la fase de excitación. En ella se produce la expansión y lubrificación de la vagina, entre otras manifestaciones.

El nivel de excitación aumenta hasta llegar al orgasmo. Tras él, todos los cambios que han tenido lugar durante la excitación sexual se recuperan y todo vuelve a la normalidad, apareciendo una sensación de satisfacción y relajación. Es la fase de culminación. Si no se alcanza el orgasmo, la fase de culminación se alcanza de forma más gradual y más lentamente.

 

La diabetes y los problemas sexuales en la mujer

A pesar de que no hay constancia documentada de que las mujeres con diabetes sean más susceptibles a presentar problemas sexuales, en comparación con las mujeres sin diabetes, no significa que no puedan padecer estos problemas, de manera que se puede decir que, en algunos casos, la aparición de alguno de estos problemas puede estar relacionada directamente con la existencia de diabetes.

PROBLEMADe entre los problemas que pueden guardar relación con la diabetes se pueden destacar, por frecuencia y por ser los más comunes en la mujer, los siguientes:

  • Disminución o ausencia de la libido o del deseo
    El deseo es la primera fase de la respuesta sexual y la que pone en marcha esa respuesta. En la mujer con diabetes, el deseo puede estar disminuido, bien por motivos psicológicos (angustia, ansiedad, sentimiento de inferioridad, vergüenza, baja autoestima,…), bien por la existencia de relaciones insatisfactorias, motivadas, en ocasiones, por causas relacionadas con la diabetes, y que hacen que aparezcan con más frecuencia en mujeres diabéticas, como pueden ser: dificultades para alcanzar el orgasmo, debido a alteraciones de la sensibilidad, y que hacen que la mujer vaya perdiendo interés por las relaciones; infecciones; disminución de la lubrificación, que da lugar a relaciones molestas, e incluso dolorosas, que hacen que la mujer llegue incluso a rechazar las relaciones.

  • Lubrificación insuficiente
    Es el problema sexual más frecuente en la mujer con diabetes, y consiste en la disminución de la lubrificación vaginal, junto con una falta de expansión vaginal, o lo que es lo mismo, existe una falta de preparación al acto sexual. El resultado son unas relaciones dolorosas e irritación durante las mismas, que pueden llegar a acarrear una disminución de la libido, e incluso al rechazo a las relaciones sexuales.
    En la aparición de este problema si puede jugar un papel importante la diabetes, ya que, junto a alteraciones vasculares y de disminución de la elasticidad vaginal, la existencia y permanencia de hiperglucemia tiene como consecuencia una mayor sequedad y deshidratación, y una dificultad para la lubrificación.

  • Vaginismo
    Consiste en la existencia de contracciones vaginales dolorosas, debidas a un aumento de la sensibilidad vaginal, algunas veces secundaria a le existencia de una neuropatía sensitiva, aunque la mayoría de las ocasiones es debida a una falta de lubrificación. La existencia de vaginismo tiene como consecuencia la aparición de un coito poco gratificante, que puede llevar a una aversión hacia el acto sexual por resultar doloroso.

  • Incapacidad para alcanzar el orgasmo

  • FALTA-DE-DESEOAproximadamente, un tercio de las mujeres, con o sin diabetes, no pueden alcanzar el orgasmo durante las relaciones sexuales si no se acompañan de una estimulación directa en el clítoris. Ahora bien, aunque la diabetes no tiene porque afectar la consecución del orgasmo, si es cierto que, algún problema durante la fase de excitación, como la falta de lubrificación, que sí está relacionada con la diabetes, puede causar molestias y dolor, pudiendo hacer que disminuya la respuesta orgásmica.
    Por otro lado, la incapacidad para alcanzar el orgasmo puede ser también motivada por una disminución o falta de deseo, que a su vez puede estar ocasionada por la existencia por la existencia de relaciones insatisfactorias, molestas o dolorosas; pero en la que también puede tener un papel determinante el control de la glucemia, ya que los niveles de glucosa elevados pueden ocasionar sensación de cansancio, lo que originará una disminución del deseo.

  • Infecciones vaginales
    El mantenimiento de unos niveles de glucosa elevados suponen un mayor riesgo y frecuencia de infecciones vaginales, que pueden producir incomodidad a la mujer, y una sensación de “suciedad”; sensaciones que se ven favorecidas por el hecho de que las infecciones vaginales producen un olor desagradable. Todo ello hace que la mujer rechace y evite la actividad sexual.
    En relación con este tema, es preciso señalar que la avalancha de productos de higiene femenina, y la publicidad de éstos, parecen haber avivado el mito de la “suciedad de los genitales femeninos”, y parece olvidarse que unos genitales saludables no requieren más atención, para mantenerlos limpios, que una apropiada higiene, sin necesidad del uso de productos especiales.

  • Hipoglucemia
    Muchas mujeres se preocupan ante la posibilidad de una hipoglucemia durante las relaciones sexuales, temiendo la reacción de su pareja; y también ante la posibilidad de confundir los síntomas de la hipoglucemia con las manifestaciones de la excitación. Este temor puede llevar a la mujer a evitar las relaciones o a intentar mantener cifras elevadas de glucosa, para evitar las hipoglucemias.
    Es preciso tener en cuenta que, a pesar de todo lo que se ha dicho y escrito, la actividad sexual no reduce los niveles de glucosa de manera significativa, por lo que no es una gran causante de hipoglucemias.

 Diabetes, aspectos psicológicos y sexualidad

 INCOMUNICACIONLa sexualidad va más allá del acto sexual, es una parte integrante de la personalidad, en el hombre y en la mujer. Pero, al contrario de lo que ocurre en el hombre, el componente físico es la parte menos importante de la sexualidad femenina, por lo que los factores psicológicos, cómo vive la mujer su diabetes, y cómo adapta la diabetes a su vida, van a afectar a su sexualidad de forma significativa.

Para muchas personas, el estrés del diagnóstico de la diabetes, y el sentimiento de inseguridad y de incapacidad para realizar correctamente todo lo que la diabetes le supone (tratamiento, autocontrol, cuidado,…) puede crear sentimientos de rabia, depresión, ansiedad y angustia; y estos sentimientos pueden condicionar la relación con el resto de las personas, incluyendo la pareja.

La diabetes puede tener además repercusión en la autoestima y en la imagen personal, dando lugar a sentimientos de inseguridad, de sentirse “diferente”, de haber “perdido interés para los demás”, de haber perdido “la capacidad de seducir”, y todo ello lleva a que la mujer trate de evitar cualquier relación amorosa que implique intimidad. Y algunas mujeres buscarán establecer relaciones no comprometidas, o no tanto como les gustaría, por temor al rechazo y a que “nadie vaya a querer una pareja con diabetes”, por lo que estas relaciones no le permitirán alcanzar una satisfacción plena.

El momento del diagnóstico es un aspecto que puede resultar muy importante, ya que los diagnósticos recientes implican cambios en el estilo de vida, y también en la relación de pareja. Así, el diagnóstico de diabetes en una mujer después de varios años de relación, suele representar una mayor angustia con respecto a su pareja que en una mujer que es diabética desde la infancia. Esa sensación de angustia suele acarrear paralelamente un sentimiento de inseguridad, de miedo a fallar o de no responder como antes, de temor al fracaso; y se suele acompañar del rechazo a la actividad sexual.

Por último, el miedo a quedar embarazada, el temor a un embarazo no programado, e incluso no deseado, a las posibles consecuencias de la diabetes sobre el fruto de ese embarazo, y del embarazo sobre la diabetes y la salud de la mujer, y la angustia ante el esfuerzo que supone el cuidado de la diabetes durante el embarazo, y la falta de mentalización y de motivación para llevarlo a cabo, llevan a la mujer a una situación de ansiedad, a evitar el riesgo que supone la relación, y a disipar la felicidad y toda sensación placentera de la relación.

 ¿Qué hacer?

 La mujer puede tener una vida sexual totalmente placentera. Estar convencida de ello es el primer paso.

 CHICASe ha comentado que, en la mujer con diabetes, adquieren una relevancia primordial los aspectos psicológicos y los sentimientos de inseguridad, de baja autoestima, de desvirtuación de la imagen personal, de temor al fracaso,… Por ello, el factor más importante para una relación sexual saludable es la comunicación. Hablar con la pareja resulta fundamental para superarlo; expresar a la pareja los temores, sentimientos y necesidades.

Si se experimentan problemas en la relación de pareja puede ser de gran ayuda el hablarlo y comentarlo con el médico, quien está capacitado para ofrecer soluciones sencillas; incluso podría ser interesante acudir a un centro de orientación.

 ¡ Si no está satisfecha con su vida sexual, dé los pasos necesarios para hacerla placentera !

Asociate

Próximas Actividades

Calendario actividades

Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4