siguenos facebook

La intervención precoz en diabetes tipo 2 reduce el riesgo de complicaciones a largo plazo

Las principales causas del incremento de la diabetes tipo 2 son múltiples, pero en su mayor parte están relacionadas con la obesidad, las alteraciones del metabolismo lipídico y proteínico, hipertensión arterial y otros factores de riesgo cardiovascular, lo que constituye el síndrome metabólico.

También hay que tener en cuenta que los factores que podrían influir en este incremento son el envejecimiento de la población, aumentando la prevalencia de DM en pacientes de edad avanzada; el descenso de la mortalidad de los pacientes diabéticos, debido a las mejoras implementadas en los programas de prevención y seguimiento de factores de riesgo y la aparición de nuevos tratamientos para la DM2, y los cambios de los criterios diagnósticos de DM2, con reducciones de los puntos de corte de glucemia basal para el diagnóstico, sin olvidar el incremento en la relación DM conocida/DM ignorada, condicionado probablemente por el aumento de la concienciación social y profesional de la importancia del diagnóstico y control de los factores de riesgo cardiovascular.

En este contexto, hay que recordar que el sedentarismo y la inactividad física en general reducen el gasto de energía y promueven el aumento de peso, por lo que son factores predictores de la DM2. En la práctica clínica cada vez se están viendo más casos de DM2 en pacientes jóvenes, casi siempre vinculado a una excesiva obesidad. Esto significa que la enfermedad va a disponer de un largo periodo de evolución para ir desarrollando las complicaciones.

Evitar complicaciones

Está demostrado que intervenir precozmente en el tratamiento de la DM2 evita un gran número de complicaciones en el futuro y una rápida evolución de la enfermedad. De hecho,  un paciente con prediabetes puede llegar a controlar su enfermedad y evitar su progresión mediante dieta y ejercicio. El tratamiento de la DM2 debe ser lo más integral posible, de modo que aborde todos los aspectos relacionados en su progresión y en la aparición de complicaciones tanto microvasculares como macrovasculares.

También debe tratarse farmacológicamente lo más precozmente posible, es fundamental utilizar fármacos que proporcionen control para evitar complicaciones agudas y crónicas. Por tanto, la intervención precoz con estrategias de cribado de diabetes y prediabetes, modificaciones en los estilos de vida, seguimiento y control de los factores de riesgo y el uso racional e individualizado del arsenal farmacológico actualmente disponible son pautas fundamentales no solo para evitar el desarrollo de DM2 en los pacientes con prediabetes, sino también para evitar la aparición y progresión de las complicaciones macro y microvasculares en los pacientes con enfermedad establecida.

Planes estructurados

La DM tipo 2 es una enfermedad cuya incidencia está aumentando en los últimos años debido en gran medida al sedentarismo y obesidad de la población general. En pacientes con DM tipo 2 se debe establecer un plan estructurado de alimentación para ajustar los alimentos que deben ingerir y la cantidad que deben comer. Debe ser individualizado teniendo en cuenta las características de cada paciente para ajustar según sus necesidades, tipo de trabajo a realizar, horarios y la actividad deportiva a realizar. En estos pacientes es importante establecer una guía de alimentación para que sepan adecuar sus ingestas y exista un equilibrio entre la ingesta de hidratos de carbono, las necesidades de insulina y su tratamiento terapéutico.

La recomendación de una alimentación sana y variada incluye productos frescos,  verduras, cereales integrales, fruta, productos lácteos desnatados, pescados y carnes magras, aves de corral. Hay que recordarles que no existe ningún alimento prohibido, pero deben de ajustarse el tamaño de las porciones en función de su contenido calórico, por lo que pueden realizar una dieta similar al resto de la unidad familiar. Una alimentación saludable es prioritaria para todos los pacientes y siempre es mejor elegir productos frescos a productos procesados. No obstante, deben evitar los azucares simples, al producir subidas rápidas en la glucemia y se recomienda unos 40 gr al día de fibra, porque aportan volumen y enlentecen el paso de la comida. Con respecto a las proteínas, se recomienda las que se encuentran en huevos, carnes, pescados, leche y se debe evitar el consumo de grasas saturadas o animales o moderar su consumo.

El paciente con diabetes debe controlar su peso, limitar o evitar el alcohol y repartir las comidas en al menos 5 diarias.

Pautas farmacológicas

En cuanto a la selección de un antidiabético oral, hay que decir que en efectividad en reducción de la glucosa se cuenta con metformina, sulfonilureas, iDPP4, ISGLT2. Entre estos, los iDPP4 son los más seguros, junto con la metformina, salvo en casos raros acidosis metabólica. Con las sulfonilureas hay riesgo hipoglucemias, mientras que los glucosúricos son bastante seguros. Además, en general, todos son bien tolerados.

En cuanto al tratamiento, hay que tener en cuenta que los ISGLT2 favorecen la pérdida de peso, mientras que la metformina puede favorecer una ligera pérdida y los iDPP4 no afectan. Por su parte, las  sulfonilureas favorecen ganancia.

Los iDPP4 son los que menos efectos secundarios presentan. Por eso, en general el grupo de los iDPP4, además de ofrecer una alta efectividad en el control de la glucosa, favorecen la adherencia al tratamiento, así como un buen perfil de seguridad y un menor riesgo de interacciones farmacológicas. Otra de las ventajas que tienen es la buena tolerancia en pacientes ancianos sin ajuste de dosis.

Fuente: El Médico Interactivo
Pin It
Asociate

Próximas Actividades

Sin eventos

Calendario actividades

Abril 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 1 2 3 4 5