siguenos facebook

La discriminación laboral que sufren las personas con diabetes es un tema desconocido para muchos, pero sobre el que llevamos un tiempo trabajando. En concreto, la Federación Española de Diabetes (FEDE) ha estado más de 2 años buscando soluciones definitivas a este problema a través de distintas vías.  En este tiempo, hemos conseguido grandes avances a nivel interno, logrando el posicionamiento a favor de nuestras peticiones de sociedades médicas y sociedades científicas, que han demostrado que los últimos avances permiten que las personas con diabetes puedan trabajar al mismo nivel que cualquier otra persona sin la patología; pero también de la mayoría de grupos políticos y de la sociedad en general.

A pesar de todo esto, vemos con mucha indignación cómo el Gobierno actual sigue sin actuar. Desde FEDE hemos trabajado intensamente, facilitando toda la información que se nos ha requerido. Ahora está en sus manos, con todo a favor, el eliminar una discriminación que sufrimos desde el año 1988, cuando se publicaron unos cuadros médicos de exclusión que impiden al acceso a las personas con diabetes a ciertos puestos de trabajo de la administración pública. 

Por el momento, solo hemos recibido excusas, largas y una última propuesta que aún no ha echado a andar de manera efectiva: la creación de una comisión para estudiar la situación.

Sinceramente, esta falta de resolución y acción han hecho que estemos perdiendo la paciencia. No hay explicación alguna para la falta de humanidad y de interés con la que se está tratando esta cuestión y que, en definitiva, muestra el abandono al que se enfrentan las personas con diabetes en nuestro país.

No obstante, nuestro ánimo sigue intacto y os puedo garantizar que no nos vamos a rendir. Por eso, desde FEDE hemos puesto en marcha la campaña #SOSDiabetes, que dio comienzo el pasado 24 de abril con una concentración de representantes de la entidad y pacientes con diabetes frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). Este fue solo el primer paso, puesto que seguimos trabajando y en los próximos días nos reuniremos tanto con representantes del MSSSI como de los funcionarios públicos. Además, valoraremos si presentar una demanda contra la Secretaría de Estado de Función Pública, impugnando las bases de la próxima oferta de empleo público que, una vez más, excluirán a las personas con diabetes de los procesos selectivos para ciertos cargos. Desde luego, es triste tener que llegar a esto, pero nuestra convicción es firme y no vamos a dar ni un paso atrás. Por eso, os invitamos a entonar y compartir nuestro lema: #SOSDiabetes.

La nueva ley reguladora de los perros de asistencia extenderá este derecho a las personas con discapacidades físicas y auditivas, no sólo a las de origen visual, e incluirá a las afectadas por trastornos del espectro autista y por problemas de salud vinculados a la epilepsia y la diabetes.

El Consejo de Gobierno ha acordado hoy iniciar los trámites de este anteproyecto de ley, que sustituirá a la norma vigente desde 1998 para los perros guía, que también serán considerados de asistencia, desarrollando así el mandato de la Ley 4/2017, de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía, en el sentido de dar una cobertura legal a las nuevas necesidades de este colectivo.

Las personas usuarias de los perros de asistencia tendrán reconocido el derecho de acceso, circulación y permanencia en lugares, espacios, establecimientos de uso público y transportes, en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía y sin ningún tipo de contraprestación, aval o garantía.

Igualmente, podrán acceder a espacios e instalaciones privadas pero de uso colectivo siempre que sean propietarias, socias, partícipes o tengan cualquier otro título que les reconozca este derecho, según ha explicado el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Fuente: EFE

Más de 210 personas con diabetes tipo 1 o tipo 2, procedentes de toda España, Holanda y Portugal, se han preparado durante cuatre meses de entrenamiento para participar en el 'Reto Camina por la Diabetes 2018' de la Fundación para la Diabetes.

Se trata de una iniciativa de ámbito nacional promovida por la fundación con el apoyo de Novo Nordisk, de la Federación Española de Diabetes (FEDE), la Fundación SED, la Sociedad Gallega de Endocrinología y Nutrición (SGENM), la redGDPS, y la colaboración de diversas asociaciones de pacientes de toda España, con la que se pretende "cambiar la mentalidad de las personas con diabetes inculcándoles la necesidad de incorporar el ejercicio físico a su vida cotidiana", han explicado los diabéticos.

"Queremos motivar a todas las personas con diabetes, transmitiéndoles el mensaje de que con diabetes se puede hacer deporte y superar cualquier reto", ha señalado la gerente de la Fundación para la Diabetes, Ana Mateo.

Este proyecto se desarrollará este año por dos itinerarios diferentes del Camino de Santiago; por un lado, 100 personas con diabetes procedentes de Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava, El Bierzo,Salamanca, Córdoba y Holanda recorrerán del 27 de mayo al 2 de junio 138 kilómetros en seis etapas del Camino Navarro entre Roncesvalles y Logroño.

En paralelo, otro grupo de 110 personas con diabetes de Valladolid, Zamora, Zaragoza, Orense, Coruña, Madrid, Valencia, Santiago de Compostela, Oviedo y Portugal recorrerán casi 120 kilómetros en siete etapas del Camino Portugués, entre la localidad de Tui y Santiago de Compostela, del 2 al 9 de junio.

Además, en la última etapa de ambos recorridos, familiares, amigos, diferentes asociaciones y algunas autoridades se sumarán a este Reto para acompañar a los peregrinos en los últimos kilómetros hasta llegar a Logroño y Santiago de Compostela, respectivamente.

Para preparar el camino, todos ellos han participado en un programa de entrenamiento de cuatro meses, que ha sido supervisado por varios médicos y educadores.

Dr. Jesús Egido / Consultor jefe Servicio de Nefrología e Hipertensión del Hospital Universitario Fundación Jiménez Diaz . Catedrático Emérito Universidad Autónoma de Madrid y miembro de Ciberdem



1- Acaban de descubrir un nuevo abordaje terapéutico para combatir algunas complicaciones de la diabetes. ¿Cómo ha sido el hallazgo?

Es fruto del trabajo conjunto de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) en el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz y de la Universidad Autónoma de Madrid. El principal impacto sociosanitario de la diabetes se debe a la gravedad de sus complicaciones crónicas, ya que los niveles elevados de glucosa en sangre deterioran a largo plazo la funcionalidad celular en diferentes órganos y tejidos. La mayoría de las muertes en los pacientes con diabetes tipo 1 y 2 están relacionales con las complicaciones vasculares y renales. De hecho, la diabetes es un factor de riesgo de aterosclerosis, cardiopatía isquémica y enfermedad cerebrovascular y es la principal causa de enfermedad renal crónica y entrada de pacientes en programas de diálisis y trasplante.

2- ¿Qué supone este descubrimiento?

El estudio, que he liderado junto con la doctora Carmen Gómez-Guerrero y en el que también han participado las investigadoras Laura López-Sanz, Susana Bernal, Carlota Recio, Iolanda Lázaro, Ainhoa Oguiza, Luna Jiménez-Castilla y Ana Melgar, describe un nuevo abordaje terapéutico experimental que podría ayudar a prevenir el daño por estrés oxidativo en los tejidos y frenar la progresión de la aterosclerosis y el daño renal causados por la diabetes, cubriendo así una importante necesidad médica para esta patología.

3- ¿Qué zonas del organismo son las más afectadas por la diabetes?

En la diabetes, los niveles elevados de glucosa en sangre afectan a largo plazo y de forma negativa la funcionalidad de los diferentes tejidos, generando en las células respuestas inflamatorias y estrés oxidativo. Los niveles elevados de radicales libres causan un daño en las células que muchas veces es irreversible. Entre ellas están las células endoteliales de varios tejidos, las de músculo liso vascular, las renales tubulares y glomerulares, los leucocitos circulantes, las neuronas y las células de la retina. Otras macromoléculas también pueden verse alteradas, como las lipoproteínas plasmáticas implicadas en el transporte del colesterol, cuya oxidación las convierte en un factor proaterogénico.

4- ¿En qué consiste la nueva terapia?

Nuestro tratamiento experimental ensayado con éxito en ratones diabéticos está basado en la familia SOCS, reguladores negativos de la vía de señalización intracelular JAK/STAT. Esta ruta se encuentra activada de forma crónica en muchos tejidos afectados por la diabetes. Para imitar la funcionalidad de la proteína SOCS1 hemos diseñado dos abordajes terapéuticos: por un lado, la terapia génica empleando un vector viral para expresar la proteína SOCS1 completa. Por otro lado, un péptido sintético derivado de una determinada región de la proteína. Estudiamos los efectos de estos abordajes in vitro y en un modelo de ratón diabético que desarrolla complicaciones renales (nefropatía) y vasculares (aterosclerosis). De los dos tratamientos, el péptido SOCS1 fue más efectivo tanto en fases tempranas como avanzadas de la enfermedad, ya que redujo los niveles de marcadores de estrés oxidativo y aumentó los sistemas de defensa antioxidante. Esto se tradujo en una mejora de la función renal de los animales diabéticos y una reducción del tamaño de sus placas de ateroma.

5- ¿Qué beneficios se asocian para los pacientes?

Nuestro estudio sugiere que las terapias basadas en la familia de proteínas SOCS podría ser una alternativa estrategia antioxidante para limitar la progresión de las complicaciones renales, oculares y vasculares en los pacientes con diabetes.

6- ¿Cómo se llevaría a la práctica?

A nivel ocular, el compuesto se está desarrollando para aplicar directamente en el ojo como colirio y sería, por tanto, de muy fácil administración. Para tratar el daño renal y otras posibles complicaciones sistémicas, al ser un péptido, debe aplicarse por vía subcutánea, tal como se hace con la insulina y los péptidos agonistas de GLP-1 que se emplean de forma regular en el tratamiento de la diabetes.

7- ¿Para qué perfil de pacientes sería más efectivo?

Aunque aún resta mucho trabajo por realizar, el compuesto podría potencialmente utilizarse en la prevención y tratamiento de las lesiones oculares o renales del paciente diabético. Obviamente, éste sería un potencial fármaco para añadir a otros que tiene que tomar el paciente diabético dada la complejidad de esta enfermedad.

8- ¿Cuándo considera que se podrá incorporar en el tratamiento de personas con esta patología?

Las pruebas en diversos modelos experimentales de enfermedad está bastante avanzada. El coste de estos estudios incrementa según avanzan las fases del desarrollo clínico, por lo se requiere una fuerte inversión, mayoritariamente privada. Estimamos que podría iniciarse un ensayo en humanos en unos tres o cuatro años.

9- Después de este descubrimiento, ¿cuál es el siguiente paso?

Dado el coste tan elevado de llevar un compuesto a la clínica, hemos decidido iniciar los estudios para su aplicabilidad a la retinopatía diabética. En colaboración con el Hospital Universitario Val d’Hebron (Profesor Rafael Simó y la Dra. Cristina Hernandez) hemos diseñado los estudios para un desarrollo preclínico del compuesto y en la actualidad estamos en fases muy avanzadas de obtención de financiación externa.

10- ¿Hay algún aspecto de la diabetes para la que aún no exista cobertura?

Desde la introducción de la insulina hace ya muchos años, han aparecido fármacos que han cambiado el futuro de la diabetes. Un tratamiento integrado del paciente diabético, controlando el azúcar en sangre, la hipertensión arterial, el colesterol y, por supuesto con las modificaciones de estilo de vida comentadas, las complicaciones de la diabetes han disminuido de manera muy notable en los últimos años. Recientemente se han introducido varios fármacos que, además de ayudar a controlar la diabetes, tienen efectos muy positivos sobre la enfermedad cardiovascular y renal. A pesar de todo, necesitamos fármacos que controlen la prevención y progresión del daño renal y el daño ocular de una manera más notable que los fármacos existentes en la actualidad.

La administración de la insulina ha sido, hasta ahora, por medio de inyecciones, haciendo que aquellas personas con deficiencias de esta hormona sufran complicaciones que les afectan sus quehaceres diarios. Una nueva versión que se administra por la vía oral está siendo probada y ha mostrado exitosos resultados.

Durante décadas, investigadores de todo el mundo han estado empeñados en encontrar una forma de administrar oralmente la insulina de manera efectiva a los pacientes con diabetes, que no sea por medio de inyecciones.

Ahora este tratamiento vanguardista está un paso más cerca de la realidad, de la mano de los cientícos de la compañía farmacéutica Oramed, la cual ha realizado ensayos clínicos en humanos para probar la eficacia de su insulina oral antes de pasar a las etapas finales de pruebas y registros que podrían llevar el tratamiento a mercado en unos pocos años.

La insulina oral se considera el santo grial del tratamiento de la diabetes, y muchos científicos intentan y fracasan una y otra vez en su cometido por producir un medicamento eficaz. El gran desafío es que la acidez del estómago degrada la proteína antes de que pueda pasar al intestino para su absorción.

El gran avance de Oramed fue la creación no solo de un recubrimiento de cápsula sensible al pH (acidez) que protege al fármaco hasta que llega al intestino delgado, sino también que lograron mejorar la capacidad de la insulina para atravesar la membrana intestinal e ingresar bien en el torrente sanguíneo.

Este fármaco oral ha demostrado ser efectivo en ensayos de seguridad “fase 1″ y varios ensayos “fase 2″, requeridas por los organismos internacionales que regulan la industria farmacéutica, y se encontró que reducen los niveles de glucosa en la sangre de forma estadísticamente significativa.

“Este es nuestro estudio más importante hasta la fecha”, dice el CEO de Oramed, Nadav Kidron. “Dentro de un año, conoceremos mejor el potencial de nuestro medicamento para controlar y mantener los niveles de glucosa en sangre y tendremos más pruebas de los beneficios a largo plazo de tomar una píldora oral versus una inyección”, añadió.

Suministrar insulina en forma de píldora revolucionaría el tratamiento para millones de diabéticos. Además de eliminar la carga de las inyecciones y la monitorización constante de la sangre, la administración oral administra provee al cuerpo de una manera que las agujas no pueden.
Asociate

Próximas Actividades

Sin eventos

Calendario actividades

Junio 2018
L M X J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1