siguenos facebook

Durante la reunión de la Sociedad Española de Diabetes también se ha puesto de manifiesto el impcato que algunas innovaciones tecnoloógicas están teniendo en el abordaje de la diabetes. Especial protagonismo tienen los sistemas automáticos de administración de insulina, los conocidos como "páncreas artificiales". Estos dispositivos incorporan una bomba que emite insulina (y/o glucagón) en función de las glucosas que capta el sensor en cada momento. Sus sensores están debidamente programados con algoritmos matemáticos para que respondan a los niveles de glucemia que hay en cada momento. Así, como destaca la doctora Martiín-Vaquero, "estos dispositivos son capaces de detener la emisión de insulina ante la previsión de una hipoglucemia, reanudando la emisión cuando el sensor capta que la glucemia vuelve a subir".

·        Presentadas las últimas cifras de incidencia durante el congreso de la Sociedad Española de Diabetes

·        Casi 12 personas de cada mil acabarán sufriendo diabetes a lo largo del año



Que cada año aparecen 386.003 nuevos casos de diabetes en la población mayor de 18 años La incidencia de diabetes es más alta en hombres que en mujeres. En los hombres aumenta con la edad desde los 18 años, con un máximo en los 75, mientras que en mujeres la incidencia crece de forma continua con la edad. Esos son algunos de los datos presentados por el Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) ha durante el congreso nacional de la Sociedad Española de Diabetes.

Las cifras corresponden al estudio Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., que recoge la incidencia de la diabetes mellitus tipo 2 en España, cifrándola en 11,58 casos por 1.000 personas-año. En base a esta incidencia, en un año 386.003 personas desarrollan la enfermedad metabólica en todo el país. Es el primero diseñado con el objetivo de determinar en la población adulta la prevalencia e incidencia de la diabetes tipo 2 en toda España. El estudio tuvo una primera fase que se realizó entre 2008 y 2010 en una muestra de 5.072 adultos de la población española, mayores de 18 años, seleccionados aleatoriamente del Sistema Nacional de Salud, procedentes de 110 Centros de Atención Primaria.

Tradicionalmente, como aproximación a la prevalencia de DM2 en España, se han utilizado encuestas, registros médicos o estimaciones basadas en consumo de fármacos. Sin embargo, estos métodos subestiman la dimensión real del problema al incluir sólo los casos de diabetes conocida. En el año 2012 se publicaron los resultados, que establecieron una prevalencia de diabetes del 13,8%, lo que implicaba que cerca de 4 millones de españoles padecían diabetes tipo 2, y a lo largo de 2016-2017 se ha reevaluado la misma cohorte poblacional, habiéndose estudiado 2.048 personas que no presentaban diabetes en el estudio inicial.

El trabajo de campo se ha organizado en 6 áreas geográficas: Norte 1: Asturias y Galicia; Norte 2: País Vasco, Navarra y Cantabria; Noreste: Cataluña y Aragón; Centro: Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha y Castilla-León; Levante: Valencia y Baleares; Sur: Andalucía y Canarias.

Los resultados establecen que 11,58 personas por cada 1.000 personas al año desarrollan diabetes. En base al censo actual de la población española, esto implica que cada año aparecen 386.003 nuevos casos de diabetes en la población mayor de 18 años La incidencia de diabetes es más alta en hombres que en mujeres. En los hombres aumenta con la edad desde los 18 años, con un máximo en los 75, mientras que en mujeres la incidencia crece de forma continua con la edad.

Los análisis posteriores de las variables evaluadas permitirán conocer mejor los factores de riesgo asociados al desarrollo de diabetes, así como la incidencia de comorbilidades asociadas. En el estudio se han evaluado variables antropométricas, como peso, índice de masa corporal, circunferencia de la cintura y la cadera, índice cintura/ cadera- variables demo-sociales, hábitos saludables como actividad física, y tóxicos como el tabaquismo o la ingesta de alcohol, uso de fármacos, hábitos alimentarios y también la presencia de patologías asociadas a la diabetes como hipertensión, dislipemia, así como múltiples variables bioquímicas. Además, se ha incluido un estudio de salud periodontal, a nivel de muestra representativa de la población española, cuyos resultados están actualmente en fase de evaluación.

Los sistemas de páncreas artificial, llamados técnicamente 'closed loop', ayudarán a conseguir casi la normoglucemia, es decir, valores normales de glucosa en sangre, sin riesgo de hipoglucemia y de forma automática, según la directora del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell, Mercedes Rigla.

Así lo ha explicado durante el XXIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (SED) que concluye este viernes en Oviedo; la scoiedad ha señalado que hay estudios clínicos en marcha, que incluyen un elevado número de pacientes, están sugiriendo que los conocidos como sistemas de control de 'closed loop' consiguen aumentar de forma significativa el tiempo en el que los pacientes con diabetes tipo 1 tienen niveles de glucosa correctos, reduciendo también el tiempo en hipoglucemia.

En dichos estudios los pacientes usan estos sistemas en su domicilio, siguiendo su vida habitual, con una supervisión médica suficientemente limitada como para poder ser aplicados en la asistencia habitual, ha manifiestado la SED.

A raíz de la publicación de sus resultados, y si se confirman estos hallazgos, "las principales agencias del medicamento aprobarán su uso comercial", ha avanzado la doctora Rigla, quien no duda en asegurar que "el páncreas artificial pronto será una realidad en nuestro medio".

Su introducción en la práctica clínica no es ya solo "inminente, sino que incluso actualmente algunas personas con diabetes tipo 1 están usando algún sistema de control automático de la infusión de insulina desarrollado al margen de la industria o gracias a que están incluidos en proyectos de investigación reglados", según los diabéticos. Por lo tanto, se estima que incorporación a la rutina clínica será cuestión de pocos años e, incluso, se confirma que "en el año 2020 ya tendremos comercializado más de un sistema de este tipo", ha indicado la doctora.

VENTAJAS Y LIMITACIONES

Los sistemas de 'closed-loop' o lazo cerrado constan de 3 componentes: un sistema de medida continua de glucosa, un algoritmo de control y un infusor que, de forma automática, infunde diferentes cantidades de insulina muy frecuentemente para mantener los niveles de glucosa en un rango normal, han aclarado desde la entidad.

En opinión de la doctora Mercedes Rigla, "son varios los problemas que se plantean"; entre ellos, destaca especialmente la dificultad de conseguir controlar la hiperglucemia después de las comidas, así como el efecto del estrés y del ejercicio; también plantea un desafío la necesidad de garantizar que las comunicaciones funcionen bien en todo momento y que la medida continua de glucosa sea precisa y esté disponible siempre que el sistema lo requiera.

Estos sistemas, en principio, están pensados para que puedan servir a cualquier persona con diabetes tipo 1. De todos modos, Rigla ha matizado que "aquellas personas que controlen mejor las ingestas y tengan cuidado en comprobar que el sensor está bien calibrado, obtendrán mejores resultados".

A juicio de esta experta, "la introducción de sistemas de control automático será el mayor avance en el tratamiento de la diabetes desde la síntesis de insulina, ya que permitirá mejorar enormemente la calidad de vida y reducirá el riesgo de complicaciones de las personas con diabetes tipo 1".

Según la experta del Hospital Universitario Parc Taulí, el Sistema Nacional de Salud debería estar preparado para afrontar los retos, económicos y sociosanitarios que pueden plantear estos avances y, de no ser así, la sociedad lo reclamará, igual que ocurrió en su día con el tratamiento de la hepatitis C".

En cualquier caso, "el empleo de estos sistemas no quiere decir que se vaya a curar la diabetes, pero sí nos ayudará a minimizar su impacto en la calidad de vida y en el inicio y progresión de las complicaciones asociadas", ha concluido.

   

Cuando escuchamos las palabras “Diabetes Mellitus” pensamos que nuestra vida ha terminado; sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los pacientes con Diabetes Mellitus  pueden llevar una vida normal si adoptan  hábitos más saludables respecto a su padecimiento.

De acuerdo con estudios publicados por la Clínica Mayo, la Diabetes Mellitus es una enfermedad degenerativa, que se caracteriza por la alteración de los niveles de glucosa en la sangre.

Es un hecho que será un padecimiento con el cual vivirás; por lo que adicional al tratamiento que el médico te señale, debes implementar ciertos hábitos de vida, como estos que te mostramos a continuación.

Alimentación

Es fundamental que el paciente cuide su alimentación y reduzca su consumo de azúcar y grasas saturadas.

Se recomienda consumir verduras, fruta (preferiblemente las menos azucarada), pescado y granos integrales.

Adicional a esto, la vitamina B es esencial para incluirla en tu dieta. Diabiones multivitamínico con fórmula balanceada especialmente diseñada para el paciente diabético.

Medir glucosa

Es indispensable medir los niveles de glucosa conforme el especialista te señale, preferentemente de forma diaria; estos niveles pueden cambiar constantemente y es importante regularlos.

Ejercicio

La actividad física mejora el proceso de utilización de la insulina, además de controlar el peso y por lo tanto prevenir la obesidad.

Algunos pacientes con Diabetes Mellitus tienden a experimentar ansiedad, y es completamente normal, la cual se reduce por medio del ejercicio.

Se recomienda practicar actividad física por lo menos 30 minutos tres veces por semana.

Como ves, no son hábitos o costumbres complicadas de hacer; ¡la vida sigue después de la “Diabetes Mellitus”!, y tú puedes hacer la diferencia en tu día a día.

El próximo 8 de septiembre celebraremos, en la ciudad de Sevilla, nuestro II Congreso FEDE, probablemente el mayor encuentro de personas con diabetes en España, y me gustaría que entendierais cuál es el objetivo que las asociaciones de pacientes buscamos con la organización de este acto.


La mejor herencia que podemos dejar a las futuras generaciones es una Federación Española de Diabetes (FEDE) fuerte y consolidada, que haya conseguido que nuestros derechos, como personas con diabetes, sean respetados por parte de la administración, y que poseamos la representación y autoridad debida para se nos tenga siempre en cuenta a la hora de tomar cualquier decisión que nos afecte.


Para ello, es muy importante no quedarnos solo en el discurso y decir ahora, alto y claro, todo lo importante y lo grandes que somos, algo que ya se reflejó claramente en el I Congreso FEDE, celebrado en 2017, en el que conseguimos reunir a más de 400 pacientes con diabetes y representantes de asociaciones. Es muy importante que todas las asociaciones, las grandes y también las pequeñas, tengamos un día de encuentro para poder debatir, opinar y trabajar por un futuro mejor para todos. Es, en este sentido, por el que os animamos a que nos ayudéis a construir ese futuro, formando parte del II Congreso FEDE.
Asociate

Próximas Actividades

Sin eventos

Calendario actividades

Julio 2018
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5