siguenos facebook

La Asociación de Diabéticos de Zaragoza, en coordinación con la Unidad de Diabetes del Hospital Infantil 'Miguel Servet' y la colaboración del Instituto Aragonés de la Juventud, organiza un campamento de verano en el que 50 jóvenes con diabetes, de entre 10 y 16 años, podrán trabajar para mejorar su salud emocional.

Este campamento, que tendrá lugar del 20 al 29 de julio, en Villanova, en el valle de Benasque (Huesca), está diseñado para combinar la educación diabetológica, el ejercicio físico y una alimentación adecuada, en un ambiente de ocio y diversión en el que los asistentes puedan intercambiar experiencias y recibir apoyo emocional. La Asociación lleva organizando campamentos de este tipo desde hace más de 35 años.

Uno de los proyectos en el que los jóvenes podrán participar durante el campamento es el taller 'Grafeelings', en el que aprenderán a comunicar sus sentimientos relacionados con la diabetes plasmándolos en grafitis.

Campamentos positivos para padres e hijos 

Estos campamentos también son positivos para los padres, quienes comprobarán de primera mano que sus hijos ganan en confianza y autosufiencia, disfrutando además de una actividad adaptada a sus necesidades y a cargo de profesionales de la salud.

En Aragón hay cerca de 400 niños con diabetes tipo 1 menores de 15 años. Para ellos, estos campamentos son una herramienta gracias a la cual pueden mejorar la autonomía y autocontrol de su patología. Esta actividad es posible gracias a la participación de voluntarios de diferentes asociaciones profesionales sanitarias y también de pacientes. Asimismo, participa personal voluntario de empresas vinculadas con la diabetes que buscan conocer de primera mano la experiencia.

 

Fuente: Heraldo.es

Los resultados de un estudio publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine demuestran el potencial del páncreas artificial frente a las inyecciones subcutáneas de insulina como método de control de la glucemia en la diabetes de tipo 2. El ensayo, abierto y aleatorizado, incluyó adultos hospitalizados, en una proporción de los cuales la glucemia fue controlada por un sistema de circuito cerrado que mide los niveles de glucosa en sangre y dispensa la insulina de manera consecuente y autónoma (páncreas artificial).

En comparación con los pacientes monitorizados manualmente y tratados con insulina subcutánea, la glucemia se mantuvo durante más tiempo en el rango de valores diana. Los valores medios de glucemia durante 15 días o hasta el alta hospitalaria en los respectivos grupos fue de 154 y 188 mg/dl, sin que se detectaran diferencias significativas en la duración de las hipoglucemias, definidas como valores por debajo de los 54 mg/dl.

Los autores indican que una de las limitaciones del estudio es el mayor número de mediciones de glucemia y la mayor duración de aquél en los pacientes monitorizados con el páncreas artificial. También indican que se requerirá una estandarización del proceso para facilitar la transición del páncreas artificial de la atención clínica aguda a la ambulatoria.

Fomentar la investigación a través del papel emergente de los residentes. Esta es una de las razones de ser de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), una institución que se encuentra inmersa en la elaboración de diversos estudios desarrollados íntegramente por médicos internos residentes (MIR).

Uno de ellos es el proyecto Buenas Prácticas Clínicas en Diabetes (BPC Diabetes), una investigación que cuenta con la colaboración de la Federación Española de Diabetes (FEDE) y que tiene por objetivo principal "conocer el seguimiento de las complicaciones crónicas vasculares de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 en las consultas de Atención Primaria".

Así lo explica el doctor Miguel Turégano, investigador principal del estudio, quien señala que este trabajo busca conocer en profundidad el cuidado en el primer nivel asistencial de las principales complicaciones de esta patología, es decir, "la vasculopatía, la retinopatía, la nefropatía y la neuropatía diabética".

En declaraciones el Dr. Turégano indica que el propósito del equipo es conseguir una muestra de 1250 pacientes. En este contexto y con unos 200 individuos reclutados a día de hoy, el doctor Turégano anuncia que los investigadores ya han podido obtener unos resultados preliminares.

"Si bien es cierto que los pacientes diabéticos se hacen un electro con relativa frecuencia y al examen de fondo de ojo se someten tres cuartas partes de los mismos, la exploración neurológica del pie o la palpación del pulso se hacen en porcentajes muy escasos, cercanos al 30% o al 40%", manifiesta el médico de Familia.

UN ESTUDIO QUE TENDRÁ UNA "GRAN REPERCUSIÓN"

Cuestionado por la peculiaridad de que el proyecto esté elaborado en exclusiva por MIR, Miguel Turégano afirma que esta situación "viene a demostrar la importancia que otorga SEMERGEN al residente". "Este estudio, que tendrá una gran repercusión inicial, genera mucho compromiso por parte de los investigadores, que en este caso son los residentes", subraya.

A modo personal, el investigador principal del proyecto BPC Diabetes asegura estar "muy motivado". "La posibilidad que te brindan de participar en un estudio que puede ser muy importante de cara a dibujar cómo es el seguimiento de las complicaciones crónicas de los pacientes diabéticos es muy ilusionante", añade el doctor Turégano, quien revela que, para finales de año, esperan presentar los datos.

La diabetes es una enfermedad común que afecta sobre todo a población adulta y a personas mayores. La Federación Española de Diabetes (FEDE), la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Fundación Docente de la SEEN (FSEEN) han firmado un acuerdo de colaboración con el objetivo de fomentar hábitos de vida saludables entre las personas con esta patología, considerada una de las grandes pandemias del siglo XXI

La alimentación y el ejercicio son los principales aspectos en lo que incide este acuerdo. La doctora Irene Bretón, presidenta de la SEEN, explica su filosofía: “El apoyo de las sociedades científicas a los pacientes es muy importante; les ayuda a participar en su propia enfermedad. Estas organizaciones proporcionan consejos que les permiten adaptar su estilo de vida. Una de las demandas que se nos plantea es hacer llegar a personas con menor acceso a la información mensajes sobre cómo cuidar su enfermedad”. 

Las actuaciones del acuerdo

Andoni Lorenzo, presidente de la FEDE, explica algunos consejos sobre los que pone el acento el convenio: 

Alimentación e hidratación

El verano influye sin duda en la alimentación que es el primer pilar.

·        La alimentación veraniega es diferente de la de invierno y, esto se plasma en la mayor ingesta de fruta y verdura. En definitiva, comidas más ligeras.

·        También es necesario beber líquidos, lo cual contribuye a que una persona con diabetes esté perfectamente hidratada, y así evitar hipoglucemias e hiperglucemias.

Ejercicio físico: sugerencias

Respecto a la actividad física, hay que tener en cuenta que en verano los días son más largos y esto da pie a que se esté más activo. Andoni Lorenzo sugiere:

·         Saber qué ejercicio físico se va a realizar y durante cuánto tiempo, así como su intensidad

·        Planificar al máximo el deporte es muy recomendable y esto puede consistir en algo tan simple como llevarse un zumo

·        No hay que olvidar tampoco llevar unos calcetines adecuados así como la hidratación en los pies para evitar heridas, que tardan en cicatrizar

Visita al médico: recomendable por el cambio de estación

·        Puede asesorar al paciente para adecuar su estilo de vida a esta época

·        Le aconsejará sobre cómo planificar una rutina con ejercicio, situación en la que un paciente con diabetes puede reducir hasta un 30% las unidades de insulina.

·        Todo esto depende de cada persona.

Evitar el sedentarismo, el sobrepeso, la obesidad; realizar actividad física regularmente; no abusar del alcohol o seguir la dieta mediterránea son algunas de las principales vías de prevención frente a la diabetes.

La aplicación de esta terapia génica en estos animales sirve de base para su desarrollo posterior en humanos

Este tipo de diabetes es una "emergencia mundial" y en el 2045 la padecerán unos 629 millones de personas

Con una sola inyección. Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) liderados por la profesora Fàtima Bosch han desarrollado una terapia génica que, por primera vez, cura la obesidad y la diabetes del tipo 2 (que supone la falta de insulina) en ratones. Es un gran punto de partida para conseguir su aplicación en los humanos y tiene además otros elementos exitosos: no tiene ningún efecto secundario a largo plazo y los ratones sanos a los que se ha aplicado la terapia han rejuvenecido, provocando un envejecimiento más favorable.

Técnicamente hablando, el logro se basa en la introducción con una sola inyección de un vector viral adenoasociado que transporta el gen del FGF21 (Fibroblast Growth Factor 21), que permite la manipulación genética del hígado, del tejido adiposo o del músculo esquelético, y así el animal produce de manera continuada la proteína FGF21. Dicha hormona es segregada de manera natural por diversos órganos y actúa en muchos tejidos para regular el funcionamiento correcto a nivel energético. Al inducir su producción mediante la terapia génica, los ratones bajaron de peso y también la resistencia a la insulina que provoca la diabetes del tipo 2. 

De funcionar la terapia en personas (algo que aún no se ha probado), esta representaría un gran avance contra un tipo de diabetes que sufren el 90% de los afectados por esta dolencia. De hecho, según Bosch, se prevé que en unos cinco años comience también a probarse en seres humanos. Esta diabetes es, en palabras de esta profesora de la UAB, una "emergencia mundial". Y esta es la primera vez que se puede "revertir" toda la patología de la diabetes tipo 2.

El incremento de personas con esta enfermedad es velocísimo: en el 2017 había unos 425 millones de personas en el mundo y se prevé que en el 2045 haya 629. "Es un problema no solo sanitario, sino también económico y social", ha asegurado Bosch. En el caso de los adultos que la padecen, acarrea también otras complicaciones, como problemas cardiovasculares, entre muchos otros. Además, esta investigadora ha recordado que la industria farmacéutica "trata, pero no cura" y que los fármacos tienen "efectos secundarios".

Un año y medio de seguimiento

Los investigadores del estudio que se ha publicado este lunes en la revista 'EMBO Molecular Medicine' han llevado a cabo un seguimiento en los ratones durante un año y medio (es un estudio "muy largo", pues normalmente duran meses; de ahí su credibilidad) y han comprobado esa pérdida de peso y la reducción de la grasa y de la inflamación en el tejido adiposo. Los resultados se han reproducido manipulando genéticamente diversos tejidos para que produzcan la proteína FGF21.

"Esta es la primera vez que se consigue contrarrestar la obesidad y la resistencia a la insulina largo plazo mediante la administración de una sola sesión de terapia génica en el modelo animal que más se parece a la obesidad y la diabetes tipo 2 de los humanos. Los resultados demuestran que es una terapia segura y eficaz", ha explicado la primera firmante del artículo, la investigadora de la UAB Verónica Jiménez.

La importancia de este descubrimiento es más importante si cabe porque "la prevalencia de la diabetes del tipo 2 y la obesidad están aumentando de forma alarmante en todo el mundo", ha recordado la también investigadora de la UAB y coautora del estudio Claudia Jambrina. La obesidad incrementa el riesgo de mortalidad y representa un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, immunitarias, la hipertensión, la artritis, enfermedades neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer.

Los resultados también muestran cómo la administración de la terapia génica tiene, además, un efecto protector contra el riesgo de formación de tumores cuando el hígado está sometido a una dieta hipercálorica durante mucho tiempo.

La terapia génica mediante la utilización de vectores virables adenoasociados ha sido aprobada en Europa y Estados Unidos para el tratamiento de diferentes enfermedades por su eficacia y seguridad, y cuenta con mucha experiencia clínica con aplicaciones en el hígado y en el músculo. Es por eso que "la terapia propuesta en esta investigación constituye la base para futuros ensayos clínicos para el tratamiento de enfermedades metabólicas en humanos", ha concluido Bosch.

Esta investigación ha estado desarrollada por el Centre de Biotecnologia Animal i de Teràpia Gènica (CBATEG), por  los departamentos de Bioquímica i Biologia Molecular i de Sanitat y de Anatomia Animals de la UAB y por el CIBER Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM).

Fuente: eñperiodico.com/sanidad

Asociate

Próximas Actividades

Sin eventos

Calendario actividades

Enero 2019
L M X J V S D
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3